Escúchenos en línea

Hondureños listos para votar en comicios presidenciales

La Habana. Agencia PL. | 31 de Octubre de 2013 a las 12:54

Más de 5,3 millones de hondureños cierran filas para elegir, el próximo 24 de noviembre, el nuevo rostro que representará la presidencia del país para los venideros cuatro años.

Convocados a las novenas elecciones generales que se realizan democráticamente desde 1981, los electores hondureños deberán votar por el sucesor del actual mandatario Porfirio Lobo, quien ejercerá la presidencia hasta el 27 de enero de 2014 para concluir su período de gobernación.

Según el Censo definitivo, cinco millones 355 mil 112 hondureños están aptos para ejercer el sufragio. De esa cifra 755 mil 112 resultan nuevos votantes y 1.2 millones son jóvenes con edades entre los 18 y 25 años.

Sin embargo, el dato más significativo recae en el género de los electores. Por mayoría, las mujeres son las que podrían definir el triunfo o la derrota de los aspirantes ya que el 51 por ciento de los ciudadanos aptos para votar, es decir dos millones 724 mil cuatro, pertenecen al sexo femenino.

Ocho candidatos, incluida una mujer, se disputan el solio presidencial en representación de nueve partidos políticos, cuatro de ellos fundados tras el golpe de Estado del 28 de junio de 2009 al entonces mandatario constitucional de Honduras, Manuel Zelaya.

En total, la cantidad de aspirantes a cargos de elección popular entre los nueve partidos políticos son 27 mil, y se elegirán al presidente del país, tres vicepresidentes, 128 diputados al Congreso Nacional, 20 al Parlamento Centroamericano con sus respectivos suplentes, 298 alcaldes e igual número de vicealcaldes y dos mil 92 regidores.

Realmente, dentro de esa carrera electoral, dos contrincantes van casi al unísono batallando por el poder.

El candidato oficialista a la presidencia de Honduras, Juan Orlando Hernández, del Partido nacional y la candidata opositora de Libertad y Refundación (Libre), Xiomara Castro, esposa del destituido Zelaya, están técnicamente empatados a menos de un mes de las elecciones, de acuerdo con el último sondeo publicado por medios locales.

La encuesta, elaborada por la empresa Cid Gallup para los diarios La Prensa y El Heraldo, indica que Hernández cuenta con el 28 por ciento de la intención de voto frente al 27 de Castro, lo cual significa un empate técnico si se tiene en cuenta que el margen de error del sondeo es más o menos del 2,5 por ciento.

En tanto, el candidato del Partido Liberal (PL), Mauricio Villeda, tradicional fuerza de oposición, suma el 17 por ciento de la intención de voto, mientras Salvador Nasralla, aspirante del Partido Anticorrupción (PAC), tiene un nueve por ciento.

El empate técnico de esa encuesta realizada del 9 al 15 de octubre pasado a mil 525 personas de 16 de los 18 departamentos del país, fue la última permitida por la ley electoral pues se estipula que los resultados de sondeos solo pueden publicarse hasta un mes antes de los comicios generales.

Xiomara Castro, quien ganó popularidad liderando las protestas tras el golpe de Estado contra su esposo en el 2009, aboga por el despliegue de los militares en las fronteras para evitar que los cárteles operen en esta nación centroamericana y por formar una policía comunitaria depurada y eficiente que opere en las ciudades y poblados.

Hernández, actual presidente del Congreso Nacional, alienta la presencia de los militares en las calles para el combate a la violencia, agravado en los últimos años debido a la presencia de los cárteles mexicanos de la droga, según expertos.

Debido a que este territorio registra altos índices de criminalidad, siete de los ocho candidatos a la presidencia se han comprometido a lo largo de su campaña a realizar una reforma integral del sistema de seguridad pública del país, donde cada día mueren de forma violenta un promedio de 20 personas.

Fue Hernández el único en negarse a suscribir el Pacto Nacional por la Seguridad, impulsado por la estatal Comisión de Reforma de la Seguridad Pública.

No obstante, el resto de los aspirantes reconoce en el acuerdo que están "conscientes de la gravedad del problema y de la intensa y creciente demanda ciudadana para reducir los niveles de violencia, combatir eficaz y resueltamente al crimen organizado y todas las formas de delincuencia y el crimen".

Seguimiento al proceso

Para dar seguimiento a este proceso, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) contará con 294 mil 470 funcionarios, además de los 14 mil efectivos militares desplegados para la seguridad y la logística.

Unos 350 observadores internacionales y alrededor de seis mil nacionales se han acreditado para las elecciones hasta el momento a fin de garantizar la transparencia del mismo, entre ellos 90 de la Unión Europea (UE) y un número no precisado de la Organización de Estados Americanos y de las Naciones Unidas.

El estadounidense Centro Carter enviará dos delegaciones de observadores a Honduras para seguir las elecciones generales del 24 de noviembre próximo, según informó el magistrado suplente del TSE, Denis Gómez.

Los observadores tienen la tarea de seguir la votación, el cómputo de los sufragios y otros aspectos relacionados con las elecciones, que serán las novenas desde 1980, tras casi 20 años de regímenes militares.

*Periodista de la redacción Centroamérica y Caribe de Prensa Latina.


Descarga la aplicación

en google play en google play