Escúchenos en línea

Saca, en busca de un segundo mandato en El Salvador

San Salvador. PL. | 27 de Enero de 2014 a las 11:47

Elías Antonio Saca González nació en Usulután el 9 de marzo de 1965 y fue elegido presidente de El Salvador para el mandato de 2004 a 2009.

El 25 de febrero de 2013, Saca lanzó su candidatura a fin de ocupar nuevamente la silla presidencial, esta vez para el periodo 2014-2019, con la bandera del Movimiento Unidad, coalición integrada por los partidos Demócrata Cristiano, de Concertación Nacional y la Gran Alianza por la Unidad Nacional.

En su historial figura que en 1983 continuó estudios superiores iniciados antes, de periodismo en la Universidad de El Salvador. Luego se convirtió en un empresario en el área de comunicaciones, como narrador de informativos, y locutor deportivo en radio y televisión.

Participó en la creación de Radio América y después creó y dirigió su propia emisora, Radio Astral.

En 1989 ingresó en el partido de derecha Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que gobernó El Salvador desde ese año hasta 2009, cuando ganó Mauricio Funes, por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Presidió la Asociación Salvadoreña de Radiodifusores y la Asociación Nacional de la Empresa Privada.

El 14 de julio de 2003, Arena anunció su candidatura para las elecciones de 2004.

Saca presentó un plan de gobierno denominado "País Seguro" basado en el combate a la delincuencia, pero su campaña electoral consistió en atacar al FMLN diciendo implantaría un régimen comunista de ganar los comicios.

Asimismo, el partido Arena explotó la idea de que Estados Unidos deportaría a los salvadoreños que vivían en ese país si ganaba el partido de izquierda.

Saca, apoyado abiertamente por miembros del Partido Republicano y de la Administración George W. Bush de Estados Unidos durante su campaña política en las elecciones, fue proclamado ganador con una votación de 58 por ciento el 21 de marzo de 2004.

Durante su gobierno continuó las políticas económicas neoliberales de su antecesor Francisco Flores, así como la política exterior de total apoyo a los intereses de los Estados Unidos, oposición a la Revolución cubana y al proceso de cambios impulsados por Hugo Chávez en Venezuela.

Como su predecesor, mantuvo tropas salvadoreñas en Irak, en apoyo a la coalición intervencionista en ese país árabe.

Dentro de las medidas aplicadas por su gobierno estuvo la llamada Red Solidaria, que otorgaba un subsidio de 15 a 20 dólares mensuales a las familias en situación de extrema pobreza severa en los municipios menos desarrollados del país.

El plan fue ampliamente criticado por diversos sectores porque en realidad no resolvía los graves problemas de esas personas. La iniciativa resultó calificada de populista y manipulada políticamente por Arena, que seguía el modelo neoliberal.

Impulsó también una Reforma Fiscal con la cual buscó amortiguar la grave crisis generada durante los 15 años de gobierno derechista.

Uno de sus planes emblemáticos fue el súper mano dura para contener los elevados niveles de delincuencia en el país, con el cual -según el propio Saca- cumplía su promesa de campaña de convertir a El Salvador en un "País Seguro".

El plan -heredado del mano dura implementado por Flores- comprendía una fuerza especial de Policía Rural, el despliegue de tropas de la Fuerza Armada para colaborar con las tareas de patrullaje de la Policía Nacional Civil, y la creación de unidades policiales especializadas en la investigación de homicidios.

Sin embargo, las estadísticas oficiales indicaron que no fue capaz de reducir la cantidad de homicidios en el país, y estos aumentaron tal y como lo venían haciendo desde antes de su gobierno, para finalizar en tres mil 928 asesinatos al cierre de 2006.

También aumentaron las extorsiones desde el inicio de su administración de manera constante hasta 2009.

El padre Antonio Rodríguez, quien ejerce sus oficios religiosos en el municipio de Mejicanos, en esta capital, afirmó que las políticas de represión como los programas mano dura y súper mano dura, lejos de resolver el problema incrementó el accionar de las maras y su operatividad a nivel nacional.

Durante la administración de Flores y la de Saca se cometieron más muertes extrajudiciales a manos de grupos de exterminio que en otros momentos, aseguró el prelado, quien dijo tuvo acceso a los archivos de Tutela Legal del Arzobispado de San Salvador, Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y otros.

Esas políticas fueron las más fracasadas y las que más deterioraron a toda la sociedad salvadoreña por lo que Arena -remarcó- es la única responsable del gran problema de inseguridad que existe actualmente en el país.

Por otra parte, durante la administración de Saca hubo incremento de los precios del combustible, canasta básica, transporte, energía eléctrica, el desempleo y la inflación, y fue duramente criticado por su inacción antes esos fenómenos.

También fue muy criticado, fundamentalmente por miembros de Arena, por llevar al mismo tiempo la presidencia del partido y del país.

Fue expulsado de Arena en 2009, luego de la derrota ante el FMLN en las elecciones de ese año.

Entre otras acusaciones se le imputó la deserción de 12 diputados en la fracción legislativa, quienes formarían la denominada Gran Alianza por la Unidad Nacional, y también de "amañar" la elección partidaria de Rodrigo Ávila como candidato presidencial.

Estuvo vinculado a varios escándalos de malversación y corrupción en el manejo de fondos públicos, destinados a la construcción de obras de importancia para el país.

Resultó acusado de malversar los fondos destinados para la construcción del nuevo Hospital de Maternidad, que se inició con su gobierno y que ya está al 95 por ciento de su ejecución gracias al gobierno de Funes.

Ahora, con su coalición marcha en el tercer lugar en las intenciones de votos, pero sin posibilidad alguna de ganar, según las encuestas.


Descarga la aplicación

en google play en google play