Escúchenos en línea

Destacan resultados de estrategia contra el crimen en territorio hondureño

Tegucigalpa. Agencia PL. | 7 de Febrero de 2014 a las 17:25

La Operación Morazán, orientada a devolverle la tranquilidad ciudadana a Honduras, posibilitó del 28 de enero hasta hoy desarticular bandas delincuenciales, interceptar más de dos mil kilogramos de cocaína y gran cantidad de artefactos de muerte.

Según autoridades policiales esa estrategia permitió en sus primeros 10 días apresar a más de 200 presuntos delincuentes y hasta intervenir un narco laboratorio en áreas montañosas del departamento norteño de Copán, limítrofe con Guatemala.

El comandante de la Policía Militar, coronel Gustavo Paz, explicó que llevan un control para verificar cuántos de los detenidos por la Fuerza de Seguridad Interagencial -encargada de la operación- son judicializados.

Anunció que frente al aumento de las quejas por la suspensión del servicio de taxis colectivos en esta capital, debido al incremento del cobro de extorsiones, reforzarán las acciones policiales y militares en la jurisdicción del Municipio Distrito Central.

"En los próximos días estaremos entrando en las diferentes colonias denominadas calientes para recuperar la paz que se merece la ciudadanía", advirtió el jefe de la operación desplegada en todo este país, donde cada día ocurre una veintena de asesinatos.

Datos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) aseguran que Honduras, con casi ocho millones de habitantes, posee una tasa de más de 85 homicidios por cada cien mil pobladores y por ello es considerado el más violento del mundo bajo supuestas condiciones de paz.

Sin embargo, la Secretaría de Seguridad y Defensa aseguró que en los meses recientes descendió la incidencia de la criminalidad y que sólo durante el primer mes de enero la tasa de homicidios disminuyó 20,93 puntos porcentuales respecto a igual período de 2013.

Para las autoridades ello responde al recrudecimiento del combate articulado contra el crimen organizado y en particular a la Operación Morazán, iniciada un día después de la investidura del presidente Juan Orlando Hernández.

Más de 10 mil agentes de la Policía Militar, de la Policía Nacional, el grupo especial Tigres, unidades de las Fuerzas Armadas, Dirección de Migración y Extranjería, Dirección Ejecutiva de Ingresos, Corte Suprema de Justicia y el Ministerio Público, participan en esa estrategia.


Descarga la aplicación

en google play en google play