Escúchenos en línea

Incautan en China madera preciosa hondureña

Hong Kong, China. Agencia EFE. | 17 de Diciembre de 2014 a las 16:12

El Departamento de Aduanas de Hong Kong vigila varios troncos de palisandro procedentes de Honduras tras su incautación hoy en Hong Kong (China).

Los troncos forman parte de un cargamento con 92 toneladas de esta madera que llegó a la ciudad en cuatro contendores originarios de México y cuyo cargamento estaba declarado como "residuos de caucho" procedente de Guatemala.

Según los responsables de Aduanas, la incautación ha destapado el mayor caso de contrabando de madera de una especie protegida de la última década.

Dos hongkoneses han sido arrestados en la operación el pasado 10 de diciembre y están en libertad bajo fianza. El palisandro de Honduras aparece en el listado CITES de especies en peligro de extinción.

El palisandro de Honduras altamente cotizado

Este árbol de palisandro es de talla media a baja; existen muchas variedades a lo largo del mundo y la concreta que nos ocupa se desarrolla en Madagascar y Honduras.

La coloración de su madera es marrón con vetas negras, similar al nogal europeo; su fibra suele ser entrelazada y complicada de trabajar, aunque su torneado permite obtener un perfil definido. Es conveniente trabajarla con herramientas muy afiladas y a mucha velocidad y en ese caso la superficie tiene muy buen acabado, haciendo innecesaria la lija.

Es una madera muy pesada ya que tiene una densidad de 950 gr../ dm3. Esta madera es muy resistente a la podredumbre, al igual que el resto de los palisandros.

Tiene una extraordinaria sonoridad por percusión, siendo el motivo de su uso en xilófonos. Su labrado desafila las herramientas y por tanto deberá mantener un buen filo si queremos obtener una textura regular, aunque siempre se notarán los poros típicos de los palisandros.

Con respecto a su acabado, es una madera que permite un buen lustre natural y a lo sumo con algo de cera, siendo de dudoso gusto los lustres artificiales con barniz o similares.

No es una especie en peligro de extinción, aunque es muy cara y difícil de encontrar, salvo proveedores que la comercialicen para empresas de instrumentos musicales de percusión.

La calidad del sonido es buena y de timbre rico en matices, con enmascarado casi imperceptible y con baja estridencia; la energía de los armónicos bajos y dan carácter al timbre, tienen una muy buena mezcla.

El palisandro de Honduras y alguna variedad de Madagascar son de dibujo más fino.


Descarga la aplicación

en google play en google play