Escúchenos en línea

No incrementaran precio del pasaje en Honduras

Tegucigalpa. Agencias. | 21 de Diciembre de 2014 a las 16:31

El gobierno de Honduras reiteró este domingo que no permitirá un incremento a la tarifa del transporte público.

Lo anterior ante la solicitud de los transportistas de implementar una fórmula que permita cobrar el pasaje según el precio de los combustibles.

El anuncio lo realizó el titular de la Dirección General de Transporte (DNT), Geovanny Dubón, quien en entrevista a la radioemisora HRN enfatizó que no se permitirán abusos.

“La posición del gobierno ha sido no aumento a la tarifa del transporte”, dijo el funcionario al tiempo que recordó que el último incremento fue de 50 centavos de lempiras para el bus amarrillo y un lempira para el servicio ejecutivo.

A su ver, los dueños de las unidades buscan beneficiarse con la aplicación de la fórmula, la cual está contemplada en incrementar o disminuir la tarifa de acuerdo con el costo de los carburantes.

Al respecto, agregó que en Honduras es mucho mayor el aumento que una baja considerable, razón por la cual no apoyarán este tipo de iniciativas.

“Ellos nunca han querido el bono, ni subsidio; ellos quieren cobrar la tarifa real, porque es dinero contante y sonante”.

Detalló que solo en Tegucigalpa, capital del país, se pagan este tipo de gravámenes a los propietarios de buses.

Por su parte, los transportistas indicaron que el Estado sabe que las tarifas reales son superiores a los 8 lempiras para el bus amarrillo y 17 para el ejecutivo, “por eso no quieren implementar la fórmula”.

Aseguraron que cada día experimentan pérdidas no solo por el costo del pasaje, sino por el cobro del “impuesto de guerra”.

El debate volvió a la palestra pública tras reportarse varias rebajas al precio del petróleo y que no se hace efectiva en el costo de la tarifa.

Además del valor del pasaje, la población se queja por el alto volumen de la música, el maltrato de los conductores y cobradores, entre otros.


Descarga la aplicación

en google play en google play