Escúchenos en línea

Operación Milagro beneficia a miles de guatemaltecos

Ciudad Guatemala. Agencia PL. | 4 de Marzo de 2015 a las 09:18

En Guatemala, donde más de la mitad de los casi 16 millones de habitantes son pobres, el personal cubano de oftalmología de la Operación Milagro ha logrado que cada año miles de pacientes puedan distinguir el día y la noche.

Pese a que en la sociedad guatemalteca persiste el prejuicio de que lo gratuito es sinónimo de baja o ninguna calidad, los cubanos han sabido ganarse el respecto con su quehacer y sin cobrar un centavo.

El coordinador de Cooperación Bilateral Cuba-Guatemala, Ángel Araujo, dijo a Prensa Latina que los cubanos desempeñan una gran tarea, donde muchos galenos nacionales no quieren ir a veces a prestar servicios.

Los médicos cubanos trabajan con voluntad y profesionalismo, reconoció Araujo, quien labora en la Dirección General del Sistema Integral de Atención en Salud del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.

La Operación Milagro es un proyecto humanitario que comenzó en 2004 por iniciativa de los líderes Fidel Castro y Hugo Chávez, este último fallecido el 5 de marzo de 2013.

Gracias a este programa -que se aplica en 31 países de América Latina, el Caribe, Asia y África- más de tres millones de personas han vuelto a ver el mundo con sus propios ojos.

El oftalmólogo Santos Álvarez sostuvo que en 2014 lograron devolverle la visión o mejorar la calidad de la vista a más de 10 mil pacientes guatemaltecos.

Sobre cómo los nacionales llegan a los centros oftalmológicos atendidos por cubanos, explicó que algunos van espontáneamente y otros recomendados por pacientes que ya han sido asistidos.

También recibimos en las consultas, añadió Álvarez, a algunos remitidos de los demás centros o del programa integral de salud, o porque nos conocen de las jornadas oftalmológicas que realizamos generalmente los fines de semana.

La coordinadora nacional de la Operación Milagro, Mercedes Llano, precisó que son 55 los colaboradores que trabajan en este programa humanitario.

Confirmó que fueron 10 mil 686 los operados de la vista en 2014, pese a que el centro oftalmológico de San Marcos dejó de funcionar tras el potente sismo del 7 de julio hasta ser trasladado en noviembre a Mixco, municipio colindante con esta capital.

Del total, cuatro mil 632 fueron intervenidos por cataratas, cuatro mil 465 de pterigium, 416 con láser, más mil 173 que clasifican como otras patologías, de acuerdo con datos oficiales de la Brigada Médica Cubana (BCM).

La doctora Llano reconoció que aunque la naturaleza les jugó una mala pasada con el evento sísmico de julio, el año anterior lograron casi 900 operaciones como promedio al mes.

A su juicio, 136 mil 153 pacientes intervenidos quirúrgicamente como acumulado histórico de la misión Milagro en Guatemala, es un número para respetar.

Con la apertura del hospital oftalmológico de Mixco, suman cuatro los centros de ese tipo atendidos por cubanos, aparte de los situados en Escuintla (centro-sur), Jalapa (sureste) y Villa Nueva (centro-sur).

El 3 de octubre de 2005 se realizó el primer vuelo de guatemaltecos a Cuba para atenderse por Operación Milagro, y en el segundo semestre de 2006 se inauguró el primer centro oftalmológico en Guatemala, recordó el coordinador nacional de la BCM, Manolo Torres.

"En la ciudad corre la noticia de que los médicos cubanos son muy buenos y no te cobran", confesó en una ocasión Ángel Muralles en el centro oftalmológico de Villa Nueva, municipio colindante con esta capital.

Ana Victoria Alarcón sostuvo que llegaba a la clínica recomendada por tres vecinos que antes no veían y después distinguían muy bien.

"Vayan con los doctores cubanos, dan la medicina, brindan buena atención y hasta cariñosos y todo son", relató.

Juana Cruz manifestó agradecimiento por haber sido operada de un ojo y comentó que las manos de los cubanos tienen la bendición de Dios.


Descarga la aplicación

en google play en google play