Escúchenos en línea

Gobierno panameño interviene banco privado por supuesto lavado de capitales

Ciudad Panamá. Agencia PL. | 12 de Marzo de 2015 a las 12:09

El Gobierno de Panamá intervino la Banca Privada D'Andorra, por sospecha de blanqueo de activos y posible quiebra, informó este jueves la Superintendencia de Bancos del país.

Una nota de la institución aseguró que después de emitir la correspondiente resolución, ordenó la toma inmediata del control administrativo y operativo de la entidad, que tiene su casa matriz en el Principado de Andorra, pequeño país del suroeste de Europa.

La Superintendencia basa su decisión en acciones tomadas por la Unidad de Inteligencia Financiera del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que la considera "una institución financiera de preocupación en materia de blanqueo de capitales".

Los señalamientos vinculan a la sede central en la capital andorrana, facilitando transacciones con personas vinculadas a fondos relacionados a actividades ilícitas, lo que incrementa de forma material el riesgo de la reputación del grupo Andorra, según el documento.

Panamá se encuentra en la lista gris del Grupo de Acción Financiera Internacional (Gafi), como resultado de la falta de control mostrada por el sistema bancario nacional, lo que bloquea algunas transacciones de capitales.

Como parte de las acciones para salir de la lista Gafi e introducir confiabilidad en los bancos panameños, se aprobó en el Gabinete de Gobierno el anteproyecto de una Ley antilavado de dinero y financiamiento del terrorismo, exigencia de los controladores del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El proyecto incluye la creación de la Unidad de políticas de prevención del blanqueo de capitales, financiamiento del terrorismo y de la proliferación de armas de destrucción masiva, subordinada al Ministerio de Economía y Finanzas, según informaciones oficiales.

Más de 25 sectores y actividades relacionadas con las finanzas serían regulados por la nueva Ley, lo que constituye el elemento nuevo a la base legal existente, que no se aplicó adecuadamente y llevó a bancos y casas financieras a múltiples delitos de corrupción, que se investigan actualmente.

En declaraciones a Prensa Latina, el banquero Rolando de León explicó que esta inédita coyuntura es una lección para los banqueros, que por vez primera observan como el exceso de confianza y la falta de aplicación de las normativas, conduce a la vulnerabilidad.

Pero gracias a eso, considero que en lo adelante todo irá muchos mejor.

"Sí había controles, sí había normativas, pero nos faltó la malicia", enfatizó el experto" Se confió en las personas, sin conocer qué estaban haciendo y de dónde venía su dinero, dijo De León, gerente general del Banco Nacional de Panamá.


Descarga la aplicación

en google play en google play