Escúchenos en línea

Asesinan a tres comunicadores sociales en Guatemala esta semana

Ciudad Guatemala. PL. | 14 de Marzo de 2015 a las 10:46

Dos periodistas y un camarógrafo del suroccidental departamento de Suchitepéquez fueron asesinados en Guatemala esta semana, cuando se detonó una granada frente a un hospital nacional, se atacaron buses y resultó ultimado un fiscal.

La víspera perdió la vida Armando Villatoro, de 20 años, quien se desempeñaba como camarógrafo de un noticiero local en Chicacao, Suchitepéquez, ubicado 155 kilómetros al suroeste de esta capital.

El joven fue atacado en el barrio Flor del Café de Chicacao, donde fue atendido por Bomberos Municipales Departamentales y trasladado al Hospital Nacional de Mazatenango, en el cual falleció anoche.

Villatoro se convirtió en la tercera víctima mortal relacionada con la prensa en menos de una semana, todos en el mismo departamento de Suchitepéquez.

Al corresponsal de Prensa Libre, Danilo López, y al reportero de Radio Nuevo Mundo Federico Salazar les segaron la vida a balazos el 10 de marzo en el parque de Mazatenango, 167 kilómetros al suroeste de aquí.

El periodista de un canal local, Marvin Túnchez, sobreviviente de ese atentado, confesó que recordaba muy poco del hecho, pero aclaró que el homicida se acercó en forma directa a Danilo, en tanto, Salazar y él fueron víctimas colaterales.

Un auxiliar fiscal del Ministerio Público (MP) murió en un ataque armado, cuando se conducía en su automóvil el pasado jueves en la comunidad El Naranjo, Flores, Petén, 507 kilómetros al norte de esta urbe.

Al menos dos muertos y 33 heridos fue el saldo de un ataque perpetrado el martes contra los tripulantes de un vehículo del Sistema Penitenciario situado frente al capitalino Hospital General San Juan de Dios.

Un grupo de desconocidos, al explotar una granada de fragmentación y disparar contra un medio de transporte penitenciario, intentaron matar al pandillero Marlon Ochoa, confirmó el viceministro de Seguridad, Edi Juárez.

Referido a los trágicos sucesos de los últimos días, el analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales, Walter Menchú, declaró al periódico guatemalteco Siglo 21 que la población ya no se sorprende cuando ocurren hechos delictivos.

"La cantidad de muertes diarias es tal que ya no existe mucha preocupación, los eventos se introducen en el imaginario colectivo, hasta que vienen otros de mayor gravedad", expresó el investigador.

En lo que va del año se han registrado 900 muertes violentas, 18 víctimas menos que en el mismo período de 2014, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Ciencias Forenses.

Lorena Escobar, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales, aseguró que todos son hechos aislados con características distintas, aunque en común tienen la pérdida de vidas humanas.

Sobre el caso de los periodistas, opinó que el trabajo de los comunicadores pudo haber revelado hechos ilícitos y que alguien tuvo miedo de que fueran divulgados.


Descarga la aplicación

en google play en google play