Escúchenos en línea

Presidente salvadoreño pondera papel de la educación

San Salvador. PL. | 14 de Marzo de 2015 a las 14:06

Ciencia, alfabetización, valores, conocimiento, fueron algunos temas relacionados con la educación y su papel en el desarrollo de los pueblos que el presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, trató este sábado con niños y adolescentes en su espacio Casa Abierta.

El jefe de Estado y su esposa, Margarita Villalta, presidenta de la junta directiva del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y la Adolescencia, recibieron en la otrora vivienda de los mandatarios a un grupo de estudiantes sobresalientes vinculados a programas del Ministerio de Educación.

Participaron alumnos que forman parte de iniciativas como Robótica Educativa, Jóvenes Talento (quienes el año pasado ganaron 33 medallas en las olimpiadas internacionales de Química, Física y Matemática), entre otros.

Sánchez Cerén destacó logros del primer gobierno del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional y Mauricio Funes (2009-2014) como la campaña de alfabetización.

Gracias a ese programa que reúne a voluntarios a nivel nacional se han declarado 27 municipios libres de analfabetismo, detalló el gobernante.

En Casa Abierta también estuvo Lindsay Guillén, Embajadora de la Alfabetización, y quien desde los ocho años, cuando cursaba segundo grado, enseña a leer y a escribir en el municipio de Sonzacate, municipio del departamento de Sonsonate.

Añadió que "en estos cinco años queremos que el país sea libre de analfabetismo", porque esta condición social "es la oscuridad de la vida. Queremos abrir las luces a todos los salvadoreños", acotó.

En la cita matutina en la casa presidencial, hoy centro de arte, Sánchez Cerén instó a los alumnos presentes a seguir profundizando sus conocimientos, porque -consideró- "la educación y la cultura liberan a los pueblos del engaño y del temor".

Resaltó asimismo la importancia de impulsar una educación científica que permita desarrolla al país.

Desde el inicio de su mandato Sánchez Cerén y su esposa decidieron vivir en su casa familiar y convertir la residencia presidencial en un espacio para conversar con diferentes sectores sociales y para la contemplación artística a través de la exposición de obras de los más destacados artistas plásticos salvadoreños.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play