Escúchenos en línea

Panamá se incorpora al ejercicio contra tsunami en costa caribeña

Ciudad Panamá. Agencia PL. | 24 de Marzo de 2015 a las 10:10

Un ejercicio de defensa civil como respuesta a un supuesto tsunami que azotaría el Caribe se realizará mañana miércoles en el distrito Portobelo, en la norteña provincia panameña de Colón, informaron este martes las autoridades.

El entrenamiento es combinado con otros países caribeños, que responderán a una dinámica ante la ocurrencia de un supuesto terremoto de 8,5 grados en la escala de Richter, en el Mar Caribe frente a las costas de Panamá, que generó un hipotético tren de olas gigantes con peligro de impactar en las costas de Colón.

Para responder al simulacro, se evacuarán unas 800 personas en Portobelo, lugar escogido por la ubicación geográfica, que lo hace más vulnerable a ese tipo de eventos consecuencias de movimientos telúricos, explicó a los periodistas José Donderis, director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc).

"Este ejercicio es muy importante, porque pondrá a prueba los procedimientos actuales del Sistema de Alerta contra los Tsunamis y ayudará a identificar las fortalezas y debilidades operativas en cada comunidad", aseguró.

Añadió que la entidad está iniciando un proceso de capacitación de gestión integral de riesgo de desastres en todo el país, como parte de la organización comunitaria y donde se necesitan comités locales de emergencias para actuar ante cualquier eventualidad, explicó Donderis.

En el manual oficial del ejercicio, que se extenderá a varios países del área, establece que se lleva acabo para contribuir a las actividades de preparación para casos de tsunami en la región del Caribe y el Atlántico noroccidental, explica el sitio digital CARIBEWAVE, cuyo nombre lleva el simulacro.

Esta alerta ficticia tiene como objetivo probar y confirmar los protocolos y sistemas de comunicaciones entre los centros de alerta y los puntos focales, y ayudar en los esfuerzos de preparación de las agencias de manejo de emergencias, asegura CARIBEWAVE.

Desde 1842 hasta la fecha, al menos tres mil 500 caribeños perdieron la vida a causa de olas gigantes y además de otras pérdidas humanas por terremotos destructivos, según registros del último medio milenio.

Eventos recientes, como los que afectaron al Océano Índico (2004), Samoa (2009), Haití y Chile (2010) y Japón (2011), corroboran la importancia de una planificación adecuada de la respuesta a los tsunamis, la mayoría de ellos generados por terremotos, pero también por deslizamientos, erupciones volcánicas o impactos de cuerpos celestes.


Descarga la aplicación

en google play en google play