Escúchenos en línea

Muertes en reyerta carcelaria ocupan espacios en prensa de Honduras

Tegucigalpa. EFE. | 29 de Marzo de 2015 a las 14:01

 

La muerte de dos reos en una reyerta ocurrida el sábado en la granja penal de Comayagua, en la zona central, ocupa espacios este domingo en la prensa de Honduras.

Según emisoras radiales, televisoras y medios de comunicación impresos, uno de los fallecidos quedó sin vida en el camino hacia el hospital, a donde también fueron trasladados varios internos heridos en medio de lo que las autoridades carcelarias calificaron de amotinamiento.

Según oficiales de esa prisión, el enfrentamiento inició cuando el reo Óscar Iván Núñez, alias El Dálmata, era trasladado a audiencia a uno de los juzgados de la antigua capital, señala el diario El Heraldo, en su versión digital.

Fue entonces cuando dos de los reclusos, presuntos miembros de la banda de El Dálmata, intentaron evitar el traslado iniciando el enfrentamiento, añade.

Los muertos, Víctor Manuel Gómez y Melvin Saulí Cruz, tenían 30 y 23 años de edad y cumplían condenas por secuestro y robo agravado, de manera respectiva.

El Dálmata está involucrado en el asesinato de otro reo dentro de la cárcel de Comayagua, cuyo deceso se informó el martes anterior.

A partir del enfrentamiento de este sábado las autoridades de la penitenciaria determinaron aislar a los presuntos integrantes de la banda criminal Los Chirizos y trasladarlos a otra prisión de Honduras.

Este es el segundo motín registrado en las últimas semanas en cárceles de este país centroamericano, después que el 11 de marzo acaeciera una revuelta en el reclusorio de la norteña ciudad de San Pedro Sula, como consecuencia de la cual murieron tres detenidos y más de 30 resultaron heridos.

Datos manejados por los medios de comunicación frente al suceso de este sábado sugieren que la crítica situación en las 24 cárceles de Honduras parece ir en ascenso y lejos de convertirse en centros de rehabilitación, estos son talleres del crimen y la extorsión.

"Uno de los lunares negros que hemos tenido en materia de seguridad son las cárceles y han sido tomadas como escuelas del crimen", admitió el presidente Juan Orlando Hernández, cuya primera medida para revertir esa situación fue el bloqueo de los teléfonos móviles.

Estadísticas oficiales reflejan que en los 24 reclusorios existentes, concebidos para internar apenas ocho mil 250 presidiarios, suman más de 13 mil los albergados, en su mayoría varones menores de 23 años de edad y sin haber enfrentado un proceso judicial como corresponde.

Este hacinamiento, el rechazo al bloqueo de los móviles, los conflictos entre pandillas, y el traslado a otros centros penales, causaron múltiples revueltas en los últimos años, que dejaron una decena de muertos y heridos, a los que se sumaron casi 400 reos víctimas de diferentes incendios controversiales en algunas de esas instituciones.


Descarga la aplicación

en google play en google play