Escúchenos en línea

Concluye período de instrucción del caso de expresidente Flores

San Salvador. Agencia PL. | 6 de Mayo de 2015 a las 09:26

El período de instrucción del caso del expresidente salvadoreño Francisco Flores concluye este miércoles y la fiscalía mantendrá sin modificaciones los delitos de peculado, enriquecimiento ilícito y desobediencia que se le imputan.

El fiscal general, Luis Martínez, dijo la víspera que presentarán el requerimiento sobre la acusación inicial ya que no se puede cambiar las contravenciones por las cuales es acusado Flores.

Las organizaciones querellantes Iniciativa Social para la Democracia y la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho, consideran que el exmandatario (1999-2004) incurrió en el delito de lavado de dinero.

Así lo considera también la comisión especial de la recién concluida legislatura que investigó el destino de 10 millones donados por Taiwán durante el mandato de Flores para atender las emergencias generadas por los terremotos de 2001.

A partir de este miércoles la fiscalía deberá presentar dentro de cinco días hábiles el dictamen de acusación contra Flores para que el juzgado establezca la fecha de la audiencia preliminar.

Acerca de la actuación del fiscal general, Loyda Robles, de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho, y Ramón Villalta, de Iniciativa Social para la Democracia, advirtieron hace dos semanas que se ha negado a cumplir con los requerimientos del juez del caso.

Denunciaron varias actuaciones negligentes en este proceso, el primero que se lleva a cabo contra un expresidente de El Salvador.

No obstante, los representantes de ambas organizaciones manifestaron que el caso no quedará en la impunidad, y la parte querellante presentará su acusación contra Flores por el delito de lavado de dinero.

A Flores, quien se encuentra en prisión domiciliar, se le atribuye el desvío de 15,3 millones de dólares donados por Taiwán para atender las emergencias de los terremotos de 2001.

Todo el proceso contra el exgobernante ha estado salpicado por la lenta actuación de la fiscalía, denunciada reiteradamente por estas mismas organizaciones y el expresidente Mauricio Funes, quien expuso este caso a finales de 2013.

Funes dio a conocer la existencia de un reporte del Departamento de Tesorería de la Red de Lucha contra Crímenes Financieros, del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Dicho reporte refleja que Taiwán emitió tres cheques por un valor de 10 millones de dólares, de su banco de Nueva York al banco Cuscatlán de Costa Rica y que éstos fueron emitidos a nombre de Flores.

Una comisión especial de la Asamblea Legislativa que investigó el caso, pudo conocer que 10 millones de dólares ingresaron en una cuenta del Instituto Rodríguez Port que fue impulsado por el expresidente.

Taiwán usó el International Comercial Bank of China de Nueva York para librar los cheques a nombre de Flores y la Presidencia de El Salvador que fueron depositados en el Cuscatlán de Costa Rica.

El cobro por compensación se realizó en el International Comercial Bank of Miami; mientras que los cheques originales regresaron al banco de Nueva York.

Pero antes de que el dinero entrara a la cuenta de Costa Rica, el Bank of Miami realizó una operación financiera con esos cheques con una banca offshore, en Bahamas.

La semana pasada, miembros de las organizaciones querellantes iniciaron en Costa Rica una investigación sobre los nexos de Flores con el extinto Banco Cuscatlán.

Dicha entidad fue la encargada de abrir y manejar cuentas a nombre del Instituto Rodríguez Port, del partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena), con cheques provenientes del Gobierno de Taiwán a favor de Flores.

Pese a los entuertos de este caso que llevó incluso a un cambio de juez, Villalta afirmó que no quedará en la impunidad.


Descarga la aplicación

en google play en google play