Escúchenos en línea

Empresa privada panameña condiciona desarrollo energético

Ciudad Panamá. Agencia PL. | 8 de Mayo de 2015 a las 12:00

Contradicciones entre el modelo económico panameño dependiente de la inversión privada y los intereses populares, afloran hoy en el sector energético, cuyo desarrollo está en manos de empresas foráneas.

La Secretaría de Energía reconoció la necesidad de que la empresa privada invierta en la rama, pero líderes empresariales advirtieron que "el posible despojo del proyecto hidroeléctrico Barro Blanco ahuyenta al capital", según intervenciones en un seminario empresarial sobre futuro energético del país.

El secretario de Energía, Víctor Urrutia, dijo en la reunión que el país está buscando nuevas fuentes de energía, porque el desarrollo hídrico no le queda proyectos por hacer, y se analizan alternativas como la eólica, la solar y el gas natural.

El crecimiento del consumo eléctrico, considerado por el titular como indicador de desarrollo, obliga a la nación a incrementar la generación incluso con plantas de emergencia que utilizan combustible fósil, pues la demanda se disparó en abril a mil 566 Megawatts, un nuevo récord muy por encima del anterior.

"El Estado apela a fondos privados porque no cuenta con el capital para realizar determinada obra, sin embargo, debe garantizar que una vez firmado el contrato en el que se establecen las reglas, se mantenga", opinó Dagmar de Álvarez, presidenta de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (Apede)

"El tema de desarrollo de energía eléctrica es importante para el crecimiento de la economía y nuestro modelo requiere de inversión privada anual", reconoció Urrutia.

Pero la decisión del Gobierno de retirar a la empresa Generadora del Istmo S.A. (Genisa) la concesión para continuar la obra en Barro Blanco, es considerada por los empresarios como respuesta a presiones de grupos indígenas, a pesar de que se demostraron irregularidades de la entidad.

Un fallo que afecte los derechos de esa compañía atenta contra la seguridad jurídica del país, dijo Humberto González, presidente de la Comisión de Energía de Apede.

Quizás se cometieron errores, pero no creo que sea razón para que se cancele una concesión de manera abrupta, acotó el representante de los empresarios privados.

No podemos de ninguna manera secuestrar los recursos naturales del país de manera egoísta, al contrario, debemos tener una actitud positiva de construir país y si se cometieron errores en el pasado, tratar de solventarlos, afirmó el directivo de Apede.

La defensa de la Madre Tierra es un clamor de los indígenas del continente, lo que en el caso de Panamá provocó en el pasado enfrentamientos violentos que pudieran repetirse en los próximos días, según líderes comunitarios.


Descarga la aplicación

en google play en google play