Escúchenos en línea

Desigualdad de la mujer en Panamá atenta a madres

Ciudad Panamá. PL. | 10 de Mayo de 2015 a las 13:49

La desigualdad en Panamá también se muestra en los presuntos mejores lugares para ser madre, las comarcas indígenas, pues esas comunidades tienen las perores atenciones para el embarazo y el parto.

Las zonas urbanas son más favorecidas en este sentido, mientras que las comunidades ocupadas por las etnias Guna Yala, Emberá Wounaan y NgÃñbe Buglé, están entre los que progenitoras y bebés difícilmente tienen una buena calidad de vida, según la Encuesta de Indicadores Múltiples por Conglomerados de Panamá (MICS).

Se suman a esta situación desfavorable las provincias Darién, en el extremo oriental donde se encuentra la selva del mismo nombre y Bocas del Toro, en el extremo noroccidental del país, donde la cobertura de salud es mucho menor entre los indígenas que viven en estas zonas.

En las ciudades 97 por ciento de las mujeres embarazadas reciben atención prenatal por un profesional de salud calificado y 99 por ciento realiza su parto en un centro de salud, arrojan las estadísticas de MICS.

Pero en las comarcas NgÃñbe Buglé, la mitad de las féminas reciben a sus hijos en casa, en las Emberá-Wounaan la cifra es del 40 por ciento y 32 en las Guna Yala, tasas que sostienen que esas regiones tienen la peor cobertura de salud de la nación, y por ende las más altas tasas de mortalidad materno-infantil.

Aunque en la sociedad panameña hay un mayor protagonismo femenino, aún se mantienen elementos de discriminación, con marcados conceptos machistas que perjudican a las féminas hasta en su integridad física. En lo que va de año ocurrió el asesinato de 13 mujeres por su condición de género y mil 740 hechos de violencia denunciados; mientras que en 2014 ascendieron a 25 las muertes, según un informe del diario La Prensa.

El fenómeno, de acuerdo con los estudios Centro para el Desarrollo de la Mujer, es la forma más extrema de violencia de género, entendido como un acto ejercido por los hombres para obtener poder, dominación o el control de una mujer.

Los crímenes incluyen asesinatos producidos por la violencia intrafamiliar y sexual, sobre lo que Maruquel Castroverde, fiscal superior especializada en delitos de esta naturaleza, opina que muchas veces resulta difícil esclarecer de inmediato si fue un feminicidio.


Descarga la aplicación

en google play en google play