Escúchenos en línea

Iglesia Católica pide dos días de asueto por beatificación de Romero

San Salvador. Agencia PL. | 11 de Mayo de 2015 a las 09:42

Los preparativos para la beatificación de Monseñor Romero, que tendrá el próximo 23 de este mes, continúan este lunes en El Salvador.

Para la ceremonia la Iglesia Católica salvadoreña solicitó al gobierno declarar dos días de asueto, informó el arzobispo José Luis Escobar Alas.

Detalló que envió una carta al presidente del país, Salvador Sánchez Cerén, en la cual proponen a las autoridades nacionales asueto el día viernes para a empleados y trabajadores de San Salvador y municipios aledaños, y feriado nacional para el sábado 23.

La propuesta debe ser enviada a la Asamblea Legislativa, la cual aún no se ha integrado a causa del recuento de votos de los diputados por San Salvador que avalaron cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

Para la ceremonia de beatificación se estima la asistencia de al menos 260 mil personas de todo el país, y de diversas partes del mundo.

Se confirmó también la presencia de los cardenales Angelo Amato, prefecto de Causa para los Santos, quien oficiará la beatificación; de Cuba, Jaime Ortega; Panamá, José Luis Lacunza; Nicaragua, Leopoldo José Brenes; Honduras, Andrés Rodríguez Maradiaga y de Los Ángeles, California, Roger Mahony.

Asimismo, participará el obispo de Guinea Ecuatorial, Juan Nsue Edjang Mayé, quien escogió el lema de Monseñor Romero como arzobispo de San Salvador, "Sentir con la iglesia" para su diócesis.

Acerca de los detalles de la ceremonia, el acto estará a cargo del cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos del Vaticano.

Está prevista para las 10:00, hora local, con la eucaristía en la que Monseñor Romero será beatificado, hasta la bendición final a la 1:00 de la tarde.

Monseñor Romero fue asesinado de un disparo al corazón el 24 de marzo de 1980 mientras oficiaba misa en la capilla del hospital para cancerosos Divina Providencia, de la colonia Miramontes.

Una Comisión de la Verdad creada por Naciones Unidas después de los Acuerdos de Paz de 1992, determinó en 1993 que monseñor Romero fue víctima de los escuadrones de la muerte dirigidos por el mayor Roberto D Aubuisson, fundador del partido Alianza Republicana Nacionalista.

Un día antes de su asesinato dirigió una vigorosa reclamación a la dictadura militar de la época para que pusiera fin a la represión.

"La Iglesia, defensora de los derechos de Dios, de la Ley de Dios, de la dignidad humana, de la persona, no puede quedarse callada ante tanta abominación, expresó.

"Queremos que el gobierno tome en serio que de nada sirven las reformas si van teñidas con tanta sangre.

"En nombre de Dios y en nombre de este sufrido pueblo, cuyos lamentos suben hasta el cielo cada día más tumultuosos, les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios: Cese la represión."

El 17 de febrero de 1980, 35 días antes de ser asesinado, escribió al entonces presidente de Estados Unidos, James Carter, quien se proclamaba como defensor de los derechos humanos, una exhortación a cesar los entrenamientos y ayuda a las fuerzas militares y policiales salvadoreñas.


Descarga la aplicación

en google play en google play