Escúchenos en línea

San Pedro Sula, ciudad más violenta de Honduras

Tegucigalpa. Agencia PL. | 11 de Mayo de 2015 a las 12:07

La percepción de seguridad crece progresivamente entre los ciudadanos de la ciudad más violenta de Honduras, la norteña San Pedro Sula, según una encuesta de la consultora Ipsos Herrarte, cuyos resultados fueron divulgados este lunes.

El estudio, hecho para la Federación de Organizaciones no Gubernamentales para el Desarrollo, mostró que solo 26 por ciento de los pobladores de esa urbe caribeña se sienten inseguros y apenas 15 por ciento fue víctimas de un delito.

Seis de cada 10 de los afectados por el crimen pertenecen a los estratos sociales bajo y medio, y de ellos 64 por ciento sufrió un atraco en la calle.

La pesquisa demostró la poca proclividad de los sampedranos a denunciar los hechos de violencia en su contra, por cuanto 81 por ciento del 15 por ciento de los violentados nunca se quejó ante las autoridades.

Apenas 12 por ciento de los habitantes de esa ciudad se sienten inseguros en su barrio y todas las personas de nivel social alto encuestadas se sienten seguros en la zona donde viven.

De acuerdo con el informe de Ipsos Herrarte, 60 por ciento de los entrevistados consideró que la Policía Militar, el Gobierno, las autoridades municipales y hasta las distintas iglesias, trabajan aunque en distintos niveles para lograr un barrio más seguro.

El Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras aseguró, en un documento presentado el 26 de marzo de 2015, que la cifra de homicidios en este país se redujo en 12 puntos porcentuales en 2014 con relación al año precedente.

Según esa dependencia académica, la tasa en 2014 fue de 68 por cada 100 mil habitantes por un total de cinco mil 936 muertes violentas, a razón de unas 16 diarias, mientras que en 2013 ocurrieron seis mil 757 homicidios.

San Pedro Sula, la segunda ciudad en importancia del país y la de más altos niveles de criminalidad, a 240 kilómetros de la capital, tuvo una significativa reducción de asesinatos de 25 por ciento con relación a 2013.

Estas cifras son similares a las que presentó el Gobierno y muy inferiores a las de la Organización Mundial de la Salud, que estimó la tasa de homicidios en este territorio de 103,9 por cada 100 mil habitantes en 2014.

A pesar de la disminución, el número de muertes violentas sigue siendo de los más elevados del planeta y muy superior al del país una década atrás, si se considera que en 2004 la tasa fue de 30,7, en 2005 de 37, y en 2011 llegó hasta 86,5, según el Observatorio.


Descarga la aplicación

en google play en google play