Escúchenos en línea

Jaque mate político a ex vicepresidenta Baldetti

Ciudad Guatemala. Agencia PL. | 14 de Mayo de 2015 a las 11:21

Un jaque mate político sufrió la vicepresidenta guatemalteca, Roxana Baldetti, al crecer la exigencia ciudadana e institucional que la obligó a abandonar el cargo, mientras su exsecretario privado es señalado como el presunto líder de una red de corrupción.

La primera guatemalteca en llegar a ese puesto expresó que su decisión fue personal y voluntaria, según la carta remitida al presidente del Congreso, Luis Rabbé, con copia al mandatario Otto Pérez Molina.

Sin embargo, tal pronunciamiento lo hizo tras varios días de protestas pacíficas con el denominador común de su renuncia. Su argumento habría sido más creíble, si hubiera anunciado su abdicación el pasado 19 de abril, cuando dio una conferencia de prensa.

Pero en esa ocasión descartó la posibilidad de renunciar, al aducir que el señalado en el caso de corrupción era su secretario privado, Juan Carlos Monzón, y no ella.

Ante periodistas de medios nacionales y extranjeros en ese entonces, la alta funcionaria no precisó cuándo llegó al país procedente de Corea del Sur, pese a que en sus papeles olvidados en el estrado decía que había arribado el domingo 19 de abril.

Empero, el vocero de la Presidencia, Jorge Ortega, confirmó días después a periodistas que Baldetti regresó a Guatemala de Corea del Sur el viernes 17 de abril.

Un juzgado de turno dictó el sábado anterior una orden de arraigo contra Baldetti, quien ese mismo día perdió la inmunidad que la protegía, después que el órgano legislativo aceptó su desistimiento, como lo establece la Constitución de la República.

El detonante de este suceso fue cuando el 16 de abril, la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y el Ministerio Público (MP) informaron que más de 20 personas fueron señaladas de participar en la red de defraudación denominada La Línea.

EUFORIA POPULAR

"Hoy comenzó el efecto dominó"; "sí se pudo"; "aquí es que empieza, esto no termina"; "falta Otto", fueron consignas gritadas por cientos de guatemaltecos eufóricos frente al Palacio Nacional de la Cultura la noche del viernes, tras confirmarse la dejación de Baldetti.

No importó que fuera de noche en este país de alto índice de criminalidad para que algunos -cerveza en mano o con carteles con mensajes como este: "A la cárcel los ladrones"- saltaran de alegría delante de esa edificación, símbolo del poder Ejecutivo.

Desde el 20 de abril último, miles de ciudadanos demandaron que el binomio presidencial cesara en sus funciones.

Pese a que los guatemaltecos tienen instalado en la memoria el miedo de la represión de la guerra del siglo XX, incluso el de la violencia actual, miles se arriesgaron a pedir la cesación de ambos gobernantes.

El sábado 25 de abril de 2015 pasó a la historia nacional como el día que el pueblo se hartó de tanta corrupción e hizo explícito su reclamo al repletar la capitalina Plaza de la Constitución.

Los manifestantes portaron pancartas gigantes en las que se leían: "Fuera Otto y Roxana y su red criminal, por vil y descarados juzgados serán y a la cárcel irán. Atentamente: Pueblo de Guatemala".

Ciudadanos de Sololá y los 48 cantones de Totonicapán, dos de los 22 departamentos de la nación, bloquearon el 4 de mayo distintos puntos en la ruta Interamericana para pedir la retirada de Pérez Molina y Baldetti del Gobierno.

Un día antes, casi 300 motoristas recorrieron parte de la capital en caravana para solicitar lo mismo.

Durante tres sábados consecutivos, los demandantes sonaron cornetas, repitieron "fuera, fuera, fuera" y cantaron el himno frente al referido Palacio, mandado a construir por el dictador Jorge Ubico, quien tuvo que dimitir ante la presión popular generada en 1944.

En medio de las protestas ciudadanas, el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales Industriales y Financieras (Cacif) solicitó la dimisión Baldetti "en aras de la gobernabilidad y la transparencia con el afán de fortalecer la democracia y la institucionalidad."

El presidente del Cacif, Jorge Briz, hizo público un comunicado, en el cual los empresarios manifestaron que la denuncias de la Cicig y el MP por hechos de defraudación fiscal y contrabando, generaron un rechazo unánime de la sociedad a esos actos de corrupción, "que no son los únicos ni los más graves".

"Este rechazo social ha derivado en una situación de crisis política sin precedentes en los últimos años, que ha afectado la credibilidad y la capacidad de convocatoria y gestión de nuestras autoridades.", subrayó Briz en rueda de prensa.

Ese mismo día, el presidente del Organismo Judicial, Josué Baquiax, informó que los magistrados de la Corte Suprema de Justicia aprobaron por unanimidad enviar un expediente al Congreso para integrar una comisión pesquisidora que conozca el antejuicio contra Baldetti.

Según argumentaron los miembros de la CSJ, existen algunos indicios sospechosos contra Baldetti a partir de las escuchas telefónicas presentadas por el MP en el referido caso, donde trascendieron sobrenombres como "La 2", "La R" y "La Señora".

Los secretarios generales del Movimiento Winaq y de la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca, Amílcar Pop y Ángel Sánchez, respectivamente, presentaron una denuncia penal contra el binomio presidencial el pasado 24 de abril.

Ambos señalaron a Pérez y Baldetti por los delitos de encubrimiento propio, obstrucción a la justicia, incumplimiento de deberes, asociación ilícita para el contrabando aduanero, conspiración para delinquir, colusión, enriquecimiento ilícito y tráfico de influencias.

Por su parte, la Conferencia Episcopal de Guatemala condenó el fraude fiscal y exigió que "quienes se han enriquecido con actos de corrupción devuelvan lo robado".

REFORMAR EL ESTADO

En medio de la crisis política, la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC) llamó, mediante un campo pagado, a todos los actores nacionales a integrar la Plataforma Nacional para la Reforma del Estado.

La USAC lanzó la convocatoria a representantes de las universidades, colegios profesionales, iglesias, pueblos indígenas, organizaciones gremiales, sector privado, cooperativas, organizaciones estudiantiles, sindicales, de mujeres, jóvenes y campesinos.

Ante esta situación, el movimiento ciudadano # Renuncia Ya y la Coordinación de ONG y Cooperativas de Guatemala (Congcoop) instaron a mantener el reclamo popular hasta que Pérez Molina dimita.

"La renuncia de la Licenciada Baldetti a la Vicepresidencia de la República es solamente un primer escalón en la larga lucha del pueblo de Guatemala por la construcción de la democracia en el país", consideró la Congcoop en una nota difundida en esta capital.

Es inconcebible, afirmaron, que el gobernante no estuviese al tanto de las actividades delincuenciales desarrolladas en su entorno, y si este fuera el caso, debe dimitir por incumplimiento de deberes y someterse a los tribunales de justicia.

Propusieron que el giro normal del gobierno debe ser ejercido por un Consejo de Estado de representación multisectorial y de pueblos, y convocaron a integrar de forma idéntica una Asamblea Nacional Constituyente.

"Lo logramos pueblo de Guatemala, lo hicimos gracias a ustedes por estarnos apoyando. Así se hace mi gente", fue uno de los textos difundido en el perfil de Facebook # Renuncia Ya tras el anuncio de la dimisión de Baldetti.

*Corresponsal de Prensa Latina en Guatemala.


Descarga la aplicación

en google play en google play