Escúchenos en línea

Gobierno de Honduras procura acallar escándalo de corrupción

Tegucigalpa. PL. | 24 de Mayo de 2015 a las 16:39

La reanudación de las investigaciones sobre los fondos destinados a la Cuarta Urna, por la administración de Manuel Zelaya, es un intento del Gobierno por acallar el escándalo de corrupción que lo envuelve, opinan el domingo en Honduras.

Activistas sociales y políticos coinciden en que si bien vale analizar lo concerniente al proceso planificado para consultar a la ciudadanía en 2009 es cuestionable que eso ocurra tras conocerse que el gobernante Partido Nacional (PN) obtuvo fondos para su campaña política del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Para el que fuera ministro de la presidencia de Zelaya, Enrique Flores Lanza, investigar sobre la Cuarta Urna y el escándalo respecto a ello -que trascendió como Carretillazo- es bueno porque por primera vez se les dará oportunidad de demostrar ante la justicia que lo organizado en ese contexto fue legítimo.

Mas, consideró que esta investigación de ahora es sólo una cortina de humo montada por el PN para silenciar los reclamos contra el presidente Juan Orlando Hernández por la supuesta corrupción en su administración y las eventuales maniobras en aras de continuar en el Gobierno.

"El pueblo es inteligente, todos sabemos que investigar el Carretillazo es una cortina de humo" y la comisión nombrada por el Congreso Nacional para eso "lo único que hará es tratar de que el pueblo quite sus ojos de ese descalabro cometido contra el IHSS", añadió según el sitio digital Hondudiario.

"No queremos impunidad, lo único que buscamos es que nos dejen demostrar, que el acto de la Cuarta Urna fue un procedimiento legal y legítimo, y que los fondos que se utilizaron para financiar esa encuesta fueron invertidos en la distribución de 16 mil urnas en los 298 municipios del país", afirmó.

"Los fondos fueron entregados por un funcionario que designó el presidente Zelaya y lógicamente que existen las firmas, yo oportunamente voy a acreditar eso en los tribunales", expresó acerca del tema en octubre de 2014.

Declaró, además, que nunca liquidaron esos recursos por la interrupción del proceso debido al golpe de Estado del 28 de junio de 2009, que sacó del cargo a Zelaya.

Representantes de movimientos sociales y diputados también criticaron al Gobierno del PN y a Hernández por oxigenar el escándalo del Carretillazo, lo que tacharon de otra maniobra para desacreditar a Zelaya y al partido Libertad y Refundación con vistas a conseguir la futura reelección presidencial del ahora gobernante.

Este lunes exfuncionarios de la administración de Zelaya (2006-2009) declararán en el Ministerio Público en torno a los dineros utilizados para coordinar la Cuarta Urna, como parte de la revisión de casos de corrupción solicitada por una comisión del órgano legislativo ante una iniciativa de los nacionalistas.


Descarga la aplicación

en google play en google play