Escúchenos en línea

Desfalco aduanero sacude a Guatemala

México, D.F. Agencia Reforma | 25 de Mayo de 2015 a las 11:18

La mano derecha del Mandatario ya ha sido señalada por corrupción, pero esto no es en México. Es en el vecino Guatemala, donde el Presidente Otto Pérez Molina ha sido puesto contra las cuerdas.

Todo empezó en abril, cuando la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), un órgano independiente patrocinado por la ONU, reveló una red de fraudes aduaneros orquestada desde la vicepresidencia.

El esquema cobraba sobornos a empresarios y usuarios aduaneros en Guatemala a cambio de evadir impuestos.

Ex funcionarios de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) habilitaron una línea telefónica -de ahí que el caso sea conocido como “La Línea”- a la que los interesados podían hablar para pedir evitar el gravamen en los principales centros aduaneros: Puerto Quetzal y Santo Tomás de Castilla.

El CICIG se ha rehusado a divulgar los nombres de las compañías y empresarios involucrados, que se estima podrían ser más de mil, pues la investigación sigue abierta.

Pero ya fueron detenidas 19 personas -empresarios, funcionarios y jueces- por asociación ilícita y defraudación tributaria.

Cada uno de estos altos mandos de la agencia tributaria se habría embolsado por moches 40 millones de quetzales, alrededor de 5 millones de dólares, entre mayo de 2014 y abril pasado.

El contrabando oficial descubierto por la CICIG orilló a la vicepresidenta, Roxana Baldetti, a presentar su renuncia el pasado 8 de mayo. Esto, pues su secretario privado, Carlos Monzón Rojas, fue directamente vinculado al caso. Actualmente, Monzón Rojas se encuentra prófugo.

Pero la defraudación en el SAT no ha sido el único caso de corrupción en el país vecino.

El miércoles pasado fueron arrestados el presidente del Banco de Guatemala, Julio Suárez, y el del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), Juan de Dios Rodríguez, acusados de otro fraude por alrededor de 15 millones de dólares.

Suárez y Rodríguez, hombres cercanos al Presidente Pérez, habrían orquestado la adjudicación de un contrato millonario a la farmacéutica PISA a cambio de un moche de 15 o 16 por ciento del negocio con el Seguro Social.

Tras estos escándalos, el Mandatario Pérez Molina decidió el jueves pasado remover a su Ministro de Gobernación y mano derecha, Mauricio López, así como a los titulares de Medio Ambiente y Energía.

Aunque ellos no han sido vinculados a los casos de corrupción de “La Línea” y PISA, también han sido criticados.

López por la adjudicación de contratos para las cámaras del sistema de vigilancia nacional y Michel Martínez, Ministra de Medio Ambiente, por haber pactado dar 18 millones de dólares a una empresa para limpiar la contaminación del Lago Amatitlán.


Descarga la aplicación

en google play en google play