Escúchenos en línea

Guatemala y Belice avanzan en la búsqueda de solucionar el litigio territorial

Ciudad Guatemala. Agencias. | 25 de Mayo de 2015 a las 17:05

Guatemala y Belice avanzaron este lunes en la búsqueda de una solución a su centenario litigio territorial al pactar la flexibilización de un acuerdo, firmado en 2008, sobre la consulta popular para decidir si el caso es llevado a la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Ambos países rubricaron este lunes un protocolo al Acuerdo Especial estableciendo así que el referéndum se puede realizar por separado y no en una misma fecha, como se había pactado en el 2008.

Guatemala y Belice ya habían acordado el 27 de abril de 2012, en una reunión con la OEA, celebrar el referendo simultáneo el 6 de octubre de 2013, pero al final se suspendió por diferencia legales entre las partes.

Guatemala argumentó entonces que se encontraba en desventaja para la consulta popular debido a la modificación de la ley interna que hizo Belice en 2011.

El Gobierno guatemalteco dijo en aquella ocasión que no existían las condiciones para llevar a cabo la consulta debido a que el Gobierno beliceño no aceptó las propuestas de Guatemala de postergar la fecha y modificar su legislación interna sobre referendos.

La firma del protocolo este lunes estuvo a cargo de los ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Carlos Raúl Morales, y de su homólogo beliceño, Wilfred Elrington, con el secretario general saliente de la Organización de Estados Americanos (OEA),José Miguel Insulza, como testigo de honor.

Tanto Morales como Elrington expresaron la necesidad de que la consulta popular sobre si el diferendo debe elevarse a la Justicia internacional se realice lo más pronto posible.

"No podemos esperar 200 años para hacer esta consulta popular", porque ya se ha pedido un tiempo "valioso", afirmó el canciller de Guatemala, país que reclama 12.272 kilómetros cuadrados, más de la mitad del territorio beliceño.

El Gobierno de Belice está dispuesto a hacer la consulta popular "lo más pronto posible" y está "irrevocablemente decidido a seguir las instrucciones" de los electores para que los dos países vivan "en paz y en armonía", afirmó por su parte Elrington.

El ministro de Relaciones Exteriores de Belice dijo, con la ayuda de una traductora, que el litigio limítrofe con Guatemala "ha detenido el avance" y desarrollo de Belice durante mucho tiempo, y que esto también afectó a la "buena relación" bilateral.

Por su parte, Morales destacó que las dos naciones consiguieron separar el problema del diferendo territorial de la relación bilateral, porque ambos fueron conscientes de que esa coyuntura "contaminaba" la agenda común.

"No somos enemigos", afirmó el canciller guatemalteco, y expresó su deseo de que las relaciones bilaterales se sigan fortaleciendo porque Guatemala y Belice tienen un "futuro en común", con muchas cosas por hacer y grandes oportunidades que aprovechar.

El chileno Insulza, que participó en su último acto oficial tras diez años de gestión al frente de la OEA, dijo que a pesar de esta problemática, Guatemala y Belice no tuvieron "ningún enfrentamiento", sino que consiguieron "superar sus diferencias".

En la firma del protocolo está prevista la asistencia del secretario general electo de la OEA, Luis Almagro, que mañana asumirá el cargo, pero por motivos familiares canceló su participación en el último momento.

No obstante, se proyectó un vídeo en el que aseguraba que el documento firmado hoy "abre paso a la última parte del proceso", y que, durante el desarrollo de este "gran reto" que Guatemala y Belice asumen, la OEA los acompañará hasta que concluya.

Guatemala reconoció en 1991 la independencia unilateral que el Reino Unido le otorgó a Belice, pero sin abandonar el reclamado territorial.


Descarga la aplicación

en google play en google play