Escúchenos en línea

ONG y cooperativas guatemaltecas rechazan desalojo en La Puya

Ciudad Guatemala. Agencia PL. | 27 de Mayo de 2015 a las 11:33

La Coordinación de ONG y Cooperativas (Congcoop) rechazó este miércoles la política de criminalización implantada por el Gobierno de Guatemala hacia los pobladores de La Puya, localidad ubicada 30 kilómetros al nordeste de esta capital.

"Los habitantes fueron intimidados ayer por no menos de 400 elementos de la Policía Nacional Civil, en especial de las fuerzas antimotines que intentaron desalojarlos", señala la Congcoop en un comunicado divulgado el miércoles.

Detalla que las fuerzas de seguridad acudieron con la supuesta intención de liberar a unos 30 colaboradores de un proyecto minero, sin embargo, los líderes de la resistencia pacífica demostraron que solo se impide el ingreso de maquinaria y vehículos a la mina.

"Consideramos que el Estado Nacional, agotado, excluyente, racista y patriarcal, dedica sus esfuerzos a garantizar el sistema productivo extractivo, invirtiendo el dinero del pueblo en seguridad pública para las empresas mineras", manifestó en la nota.

Añadió que cuando las comunidades denuncian el cambio del cauce de los ríos, la contaminación de las aguas y tala de sus bosques que provocan sequía, son acusadas por los empresarios de la industria minera de provocar conflictividad social, razón por la cual hay varios dirigentes detenidos.

Además, pidió a la Procuraduría de los Derechos Humanos y a la Organización de las Naciones Unidas dar seguimiento a este intento por criminalizar el movimiento de los comunitarios de La Puya para evitar el desalojo de las familias que reclaman sus derechos.

Los pobladores de esa comunidad se oponen desde 2012 a la instalación de un proyecto minero.

Con el objetivo de extraer oro y plata, el proyecto minero corre a cargo de la empresa estadounidense Kappes Kassiday & Associates y de su subsidiaria Exploraciones Mineras de Guatemala S.A., esta última dirigida por militares y exfuncionarios públicos.

Más de 300 policías lanzaron gases lacrimógenos y dieron golpes con sillas de plástico y leños a mujeres, jóvenes y ancianos en mayo de 2014 en esa localidad, con lo cual lograron que la maquinaria entrara a la mina El Tambor.

"Lo que se vivió este viernes (23 de mayo) en la resistencia La Puya recordó la forma violenta de los ataques que se dieron durante el conflicto armado interno (1960- 1996) que se vivió en Guatemala", criticó entonces la Coordinadora y Convergencia Nacional Maya.

El suceso tuvo lugar un día después de que la alta comisionada adjunta de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Flavia Pansieri, manifestara su preocupación aquí por la lucha humanitaria en Guatemala.


Descarga la aplicación

en google play en google play