Escúchenos en línea

Unidad indígena crea nuevo escenario en Panamá; bloquearán vías

Ciudad Panamá. PL. | 10 de Agosto de 2015 a las 10:13

La unión de varias etnias originarias en la lucha contra el Proyecto Hidroeléctrico Barro Blanco (PHBB) crea un nuevo escenario, que se estrena hoy con el bloqueo indígena al Puente de las Américas sobre el Canal interoceánico.

La acción fue anunciada este domingo por Clementina Pérez, cacica suplente local Ngabe Buglé y guía de la iglesia Mama Tatda, quien dijo a la prensa que se cansó de "la burla del Gobierno y dice Âíbasta! y se lanza a las calles a demandar la cancelación definitiva y su desmantelamiento total".

En tanto, el secretario de Comunicación del Estado, Manuel Domínguez, señaló que "las medidas de cierres de vías son innecesarias y solo afectan a los ciudadanos; el Gobierno ha dado amplias muestras de querer alcanzar una salida dialogada", según el diario La Prensa.

"Este tipo de medidas de fuerza son tomadas por una minoría que rechaza el diálogo y busca crear escenarios de violencia y confrontación en los que el Gobierno no va a caer", aseveró.

Esta primera acción de rechazo y de resistencia no violenta será acompañada por oraciones a sus divinidades, acción que se repetirá en la vía Interamericana, en las inmediaciones del PHBB, explicó Clementina.

"Ñagare Barro Blanco" (no a Barro Blanco, en lengua ngabere) fue el grito de guerra de la dirigente, quien llamó a todos los pueblos indígenas y campesinos de América, para apoyar la lucha por rescatar lo que consideran un patrimonio ancestral que quieren arrebatárselo, igual que los conquistadores españoles hace 500 años.

La acompañaron en el diálogo con los periodistas, dirigentes de las etnias Guna Yala, Emberá, Bri bri, Naso y Wounaan, los cuales expresaron su respaldo a la lucha del pueblo Ngabe Buglé por recuperar el río Tabasará (donde se construye el PHBB), para ellos sagrado y legendario.

Marcelo Guerra, presidente de la Coordinadora Nacional de los Pueblos Indígenas de Panamá, que agrupa a los siete pueblos originarios del país, rechazó las acciones del Gobierno de permitir la reactivación de la hidroeléctrica, a pesar de violaciones ambientales, por lo que su organización se declaró en estado de alerta.

El líder cuestionó la carencia de capacidad del Presidente de la República, "quien a estas alturas y sin excusa fundada no ha dado una respuesta y ha adoptado tácticas dilatorias, pisoteando sus derechos al imponerles la represa de Barro Blanco, lo que atenta contra su voluntad y dignidad".

Un fuerte debate a lo interno de la etnia Ngabe Buglé generó el anuncio de la restauración de la Mesa de Diálogo con el Gobierno sobre el PHBB, pues varios de quienes hasta ahora eran interlocutores, rechazan volver a las conversaciones y descalifican a aquellos que a nombre de los indígenas aprueben otra solución distinta a la cancelación.


Descarga la aplicación

en google play en google play