Escúchenos en línea

Costosas bondades de banda ancha celular en Panamá

Ciudad Panamá. PL. | 27 de Septiembre de 2015 a las 13:13

Las necesidades inducidas por la publicidad para el uso de la banda ancha LTE (Evolución de Largo Plazo) en celulares, chocan con un alto gasto del usuario y el bajo acceso a la tecnología hoy en Panamá.

Estos cambios impuestos por la industria aumentaron la brecha digital, en tanto Norteamérica tiene el 54,8 por ciento de su población conectada a esas velocidades y 18,6 en Europa occidental, mientras la disfrutan solo el 3,08 de los latinoamericanos y caribeños, 0,41 de los africanos y 0,15 de los asiáticos.

Las anteriores cifras de la organización industrial 4G Américas, pronostican que al cierre del presente año, apenas el cuatro por ciento de los panameños contratarán la alta velocidad en su servicio de telefonía móvil, situación que apenas crecería hasta siete por ciento en 2016.

La tecnología, que permite una conectividad (10 megabits por segundo- Mbps) 10 veces más rápida que su antecesora, llegó al país en marzo pasado y su promoción asegura el manejo de imágenes en movimiento sin bloqueos, como videoconferencias, monitoreo de cámaras de seguridad, descargas rápidas, entre otras.

"A mayor velocidad, más rápida la navegación, pero también un rápido consumo de datos, punto en el que puede existir un incremento en el costo del servicio", señaló al diario La Prensa William Downing, vocero en Panamá de la telefónica Digicel.

"Con la tecnología LTE, al ver un video, un partido de fútbol o una película, el cliente consume aproximadamente en dos horas 500 Megabits de un plan de un Gigabits, programado en telefonía prepago para su uso en 15 días", señaló el especialista Yimi Tarqui.

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina, Panamá es uno de los países con el servicio de banda ancha móvil más bajo de la región, con una velocidad menor a cuatro Mbps.

Este señalamiento desató alarmas en las compañías celulares, que emprendieron de inmediato inversiones para compensar esa realidad, y entre ellas la público-privada Cable & Wireless, anunció gastos por más de 120 millones en infraestructura, según el director ejecutivo de la entidad, Roberto Mendoza.

Pero aún de las cuatro empresas que se disputan el mercado panameño de la telefonía móvil, solo tres de ellas ofrecen LTE en la capital, provincia Panamá Oeste, la norteña ciudad de Colón y la occidental David.

La cuarta es Digicel, cuyos ejecutivos señalan que están reforzando su red de banda ancha de la tecnología 4G, para ofrecer precios accesibles en el siguiente paso y evitar la necesidad al usuario de invertir en un nuevo equipo.

Este último aspecto es otro elemento que frena la introducción de la alta velocidad, pues los celulares que soportan tal conectividad se comercializan en el mercado local a cerca de 300 dólares en adelante (Iphone 6 y 6 Plus, Samsung Galaxy S6, Note 4 y Note 5, entre otros).

Cada década aparece una nueva generación de tecnología inalámbrica para servicios móviles, pero invertir en esos sistemas debe ser rentable para la empresa que la desarrolla y los usuarios.

Por ello, en sociedades con alto nivel de desigualdad como Panamá, si bien el móvil resulta una necesidad cotidiana para la comunicación, los segmentos populares de mercado acceden a teléfonos convencionales y planes prepago para controlar el gasto.

LTE ofrece posibilidades de mejorar la eficiencia del sector profesional gráfico, empresarios y otros que requieran mover grandes volúmenes de datos digitales para su trabajo. Sin embargo, al resto de los usuarios solo favorece su entretenimiento, por tanto es accesible a los de alto poder adquisitivo.

Tocando a las puertas está la tecnología 5G, que debería estar lista en el 2020, pero el productor chino Huawei ya anunció que junto a la telefónica Megafon, ofrecerá esa posibilidad en el Mundial de Fútbol Rusia 2018, con una velocidad de un Gigabit por segundo.

La competencia se torna "feroz" por "secuestrar" al usuario, tomando en cuenta de que los pronósticos apuntan a que ese año el 90 por ciento de la población mundial mayor de seis años, tendrá su dispositivo móvil propio.


Descarga la aplicación

en google play en google play