Escúchenos en línea

Problema de pandillas requiere solución integrarl, afirman organismos de DDHH

Agencia AFP. Desde San Salvador. | 8 de Octubre de 2007 a las 00:00
Organismos de derechos humanos demandaron este lunes una "solución integral" al fenómeno de las pandillas o "maras" en Centroamérica mediante una mayor inversión social, y pidieron que el nuevo Centro Transnacional Antipandillas en San Salvador privilegie la prevención. "Se debe tocar fondo, porque la solución de la violencia de pandillas va más allá de crear organismos especializados de Policía, pasa por soluciones integrales con más inversión social en la población en riesgo de caer en las maras", declaró a la AFP el coordinador de la Comisión de Derechos Humanos de El Salvador, Miguel Montenegro. Para el dirigente, a la violencia juvenil se le debe enfrentar "con programas de educación, recreación, capacitación laboral y con oportunidades de empleo". Con respaldo de la policía federal estadounidense (FBI), el Centro Antipandillas Transnacional (CAT) inició el viernes en San Salvador una operación para combatir a las maras, cada vez más relacionadas con el crimen organizado en los países del denominado Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras). El CAT, conformado por ocho agentes del FBI y 20 efectivos de la Policía Nacional Civil especializados en investigaciones, inteligencia y análisis, establecerá un centro de información con fotos y perfiles con el fin de identificar a los integrantes de las llamadas "clicas" (células) de pandilleros. "Lo más lamentable es que el tema de las pandillas está siendo politizado y las autoridades desconocen las recomendaciones que emiten organismos humanitarios", declaró a la AFP el observador de Asuntos Penales de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD), Nelson Flores. Según Flores, los gobiernos afectados por la acción de pandillas deben emprender soluciones "más coherentes", tras advertir que "sólo la detención y la cárcel no resuelven el problema". Guatemala, El Salvador y Honduras mantienen programas represivos con el fin de sacar de las calles a los pandilleros, pero el panorama se complica porque, desde la cárcel, los jefes de las células dirigen extorsiones y otros ilícitos. Como una contribución a la solución de la violencia de pandillas, FESPAD presentará en noviembre una serie de recomendaciones que estarán contenidas en una publicación elaborada por diferentes profesionales. Según estadísticas oficiales, en la región de Centroamérica operan unos 100.000 pandilleros.

Descarga la aplicación

en google play en google play