Escúchenos en línea

Torrijos anima empresas alemanas y europeas a competir obras ampliación canal

Agencia EFE. Desde Hamburgo, Alemania. | 12 de Octubre de 2007 a las 00:00
El presidente panameño, Martín Torrijos, destacó el viernes la importancia que tiene el canal de Panamá para el comercio de la Unión Europea y animó a las empresas alemanas y europeas a competir por las obras de ampliación. "De los cinco contratos para la excavación del canal de acceso del Pacífico faltan tres por licitar", dijo Torrijos en un brindis pronunciado durante la cena de gala que selló la celebración del Día de las Américas, jornadas que organiza la Asociación de la empresa privada alemana en torno al 12 de octubre. Torrijos, invitado de honor de esta edición, que reunió a cerca de doscientos empresarios alemanes y latinoamericanos, afirmó que la participación de las empresas europeas es "igualmente bienvenida" en el proceso de pre-calificación para la licitación del contrato para los dos nuevos complejos de esclusas. Este último contrato está presupuestado en unos 2.000 millones de dólares (1.428 millones de euros), casi la mitad de lo que costará la ampliación de un canal que en palabras de Torrijos supuso para los panameños "volver ser dueños de su destino". "Hasta hace siete años, Panamá no era dueña de su destino. Eso cambió con la reversión a Panamá del canal y de las instalaciones militares", destacó el presidente y añadió que estos siete años han bastado para disipar cualquier duda sobre la capacidad y compromiso de Panamá de gestionar el canal de forma eficiente y segura. Recordó que el canal sirve actualmente a más de 144 rutas de transporte de todo el mundo, entre ellas las que permiten el flujo de mercancías entre Europa y los puertos en el Pacífico de Estados Unidos, Canadá y América del Sur. Precisó que el flujo de carga a través del canal con origen y destino a la UE representó el 15 por ciento de la carga total del canal, es decir unos 30 millones de toneladas en el año fiscal 2007. La cuota alemana representó el 2 por ciento o el equivalente a cinco millones de toneladas, lo que según datos de Torrijos situó a ese país entre los seis primeros de la UE, junto con Holanda, Bélgica, España, Italia y Reino Unido. En total, agregó el presidente en el discurso que pronunció durante la cena, se estima que el 3 por ciento del volumen de todas las exportaciones y el 2 por ciento de las importaciones por vía marítima de Europa transitan por la vía panameña. "El canal reduce el tiempo y el costo total de transporte para el comercio exterior de Europa con sus socios comerciales de América Latina en comparación con otras rutas y modos de transporte", dijo. Añadió que para la UE el canal ofrece además ventajas tanto para la carga en contenedores como refrigerada, de ahí, destacó, que "el canal sea el eslabón vital de conexión entre Europa y la costa pacífica de América. Torrijos señaló que para mantener el alto grado de eficacia que ofrece el canal a sus clientes, es decir mantener planta y equipos, es necesario realizar obra millonarias. Precisó que en los últimos años, la Autoridad del Canal de Panamá invirtió casi 1.000 millones de euros en infraestructura, monto que resultó insuficiente pues el canal rozaba su capacidad y una generación de buques, los pospanamx, no lo pueden transitar. "Tomamos la decisión de ampliarlo y emprender una obra que ha sido calificada como el proyecto más importante de infraestructura en Latinoamérica de la próxima década", destacó el presidente. Las obras, valoradas en 4.000 millones de dólares, comenzaron el pasado 3 de septiembre y deberán concluir en el 2014, coincidiendo con el primer centenario del canal. Torrijos afirmó que la actividad que genera el canal impulsó el desarrollo del sistema bancario y financiero del país, sede de más de 70 bancos nacionales e internacionales con más de 45.000 millones de dólares en activo. En Panamá, recordó el presidente, se encuentra el único oleoducto transísmico, con puertos de calado natural a ambos extremos del istmo y una capacidad de movilizar 800.000 barriles diarios. Y en un guiño a los empresarios alemanes agregó que en su país "hay mucho interés por construir una refinería con capacidad para refinar dos millones de barriles al día, una planta de gas natural licuado con capacidad de procesar 1.200 millones de pies cúbicos diarios y una planta de distribución de etileno y propileno". "América Latina y Panamá como parte de ella tiene un futuro extraordinario por delante y muchos estamos trabajando para que Europa sea parte de su construcción", concluyó Torrijos, quien tras su visita oficial a Alemania, la primera de un mandatario panameño a este país, viajará este fin de semana a España.

Descarga la aplicación

en google play en google play