Escúchenos en línea

Guatemala niega que vaya a frenar adopciones a EEUU

LaVoz.com. Desde ciudad Guatemala. | 16 de Octubre de 2007 a las 00:00
El presidente de Guatemala Oscar Berger negó que exista una intención de su gobierno para frenar las adopciones de niños guatemaltecos hacia Estados Unidos que ya están en trámite. "Jamás he dicho que quiera frenar las adopciones. Lo que mi gobierno quiere es que se respete la ley que está por ser aprobada y que se cumpla con el convenio de La Haya", dijo Berger el martes a la AP. El congreso guatemalteco discute una propuesta de ley de adopciones que creará las regulaciones e instituciones necesarias para que el país cumpla con el Convenio de La Haya sobre adopciones internacionales. El diputado Rolando Morales, uno de los impulsores de la ley, dijo que espera su aprobación antes de la segunda ronda de elecciones presidenciales del 4 de noviembre. Hay al menos 64 modificaciones propuestas a la ley que apenas cuenta con 60 artículos. "Todas esas reformas servirán para que Guatemala cumpla con los requisitos de La Haya", dijo Morales. Morales dijo que en la ley se contempla que unos 3.700 procesos que comenzaron antes de la aprobación no serán frenados. "Lo que vamos a pedir es que se revisen para verificar si la mujer que da al menor, es en verdad su madre biológica y verificar que el niño no se obtuvo bajo presiones o, peor aún, fue robado", añadió. Agregó que buscan proteger a los niños, pero también a las familias adoptivas. "Tenemos muchos, muchos casos en que los padres adoptivos son engañados por abogados inescrupulosos que ofrecen cobran por menores que saben que no pueden ser adoptados", apuntó. La oficina local de del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) también pide que los niños cuyo trámite comenzó antes de la aprobación de la ley sea revisado. Cuando entre en vigencia, el 1 de enero, la Convención de La Haya dejará fuera del negocio a los abogados que cobran entre hasta 23.000 dólares por cada trámite. "En total, estimamos que todo el proceso no debería costar más de 7.000 dólares, la diferencia entre eso y lo que cobran es la ganancia que cada notario obtiene", apuntó el diputado. Además la ley de adopciones contempla la creación de un Consejo Nacional de Adopciones que supervisará cada caso. Con más de 4.000 niños enviados a Estados Unidos en 2006, Guatemala es el segundo proveedor de bebés adoptivos para ese país. Al final del proceso, los padres adoptivos pueden gastar hasta 30.000 dólares por niño. De esa suma, una gran parte termina en manos de los abogados locales que se encargan desde conseguir los menores hasta procesar los documentos ante las autoridades Guatemaltecas. Las elevadas sumas de dinero que se mueven por cada menor, hacen que existan sospechas de corrupción y malas prácticas en esta industria de unos 120 millones de dólares anuales. Estados Unidos emitió una advertencia a mediados de año a sus ciudadanos que quieran adoptar. En el documento les anunció sobre que en lo sucesivo revisaría de forma más detallada los expedientes y advirtió sobre la posibilidad que algunos niños fueran "fabricados" para darlos en adopción u obtenidos de sus madres bajo coacción. Ahora también manda que a cada niño se le hagan dos pruebas de ADN para determinar que en realidad es hijo de la mujer que lo da en adopción. En julio, la policía rescató de una casa cuna que se dedica a tramitar adopciones a un niño que había sido robado semanas atrás. Al momento del rescate, al menor ya le habían tramitado una partida de nacimiento falsa.

Descarga la aplicación

en google play en google play