Escúchenos en línea

Guerra entre Zelaya y empresarios mediáticos en Honduras

Varias agencias. Desde Tegucigalpa. | 17 de Octubre de 2007 a las 00:00
El dueño del diario hondureño El Heraldo acusó este miércoles al gobierno de Manuel Zelaya de querer "destruirlo" y "callarlo", en un fuerte enfrentamiento en que el mandatario acusa a los propietarios de los medios de ejercer presiones para lograr contratos para sus otros negocios privados. "No van a destruirnos, no vamos a callarnos", advierte diario El Heraldo en una nota de La Redacción, en la que asegura que "el presidente Zelaya está empecinado en destruir a los medios de comunicación independientes". El martes, el ministro de Defensa, Arístides Mejía, anunció que la fiscalía investigará una pasada compra de armas para la policía y el ejército realizada a través del propietario de El Heraldo y La Prensa, Jorge Canahuati, que habría presionando al gobierno de entonces, y que fue denunciada por el presidente Zelaya. "Es un acto que se produjo aproximadamente de seis a ocho años donde se hizo una importación de 5.000 armas", para la Policía y el Ejército, expresó Mejía, en rueda de prensa. Mejía y otros ministros hablaron del tema para referirse a una comparecencia del presidente Zelaya en una asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), en Miami, el lunes cuando denunció "conflictos de intereses" de los propietarios de los medios hondureños que, a su juicio, forman "un oligopolio". "En general los propietarios de los medios de comunicación social en Honduras, son empresarios que no sólo están dedicados al negocio de la información, sino a diversos rubros, que tienen una relación directa con la administración pública, por ejemplo, en el abastecimiento de medicinas para el sistema público de salud y la compra de armamentos para los servicios de seguridad del Estado", se quejó Zelaya. El gobernante añadió que los dueños de los medios están en el "negocio de las telecomunicaciones, de construcción de obras civiles y vivienda, son propietarios de bancos, esto indica por consiguiente que la información que le llega al pueblo hondureño está influenciada por estos intereses que desorientan la noticia y la información a la que los ciudadanos tienen derecho". Casi desde que asumió el poder en enero de 2006, Zelaya ha mantenido un enfrentamiento con los propietarios de los medios a los que acusa de pertenecer a grupos poderosos que chantajean al gobierno con críticas o dejando de publicitar las obras de beneficio social en represalia porque no les concedió contratos. El Heraldo denunció en la nota principal de la edición de este miércoles que "la Casa Presidencial mantiene un control de los medios de comunicación, periodistas, directores y comentaristas, en una estrategia para direccionar la opinión pública". Por su lado, La Prensa, en el principal titular de portada denuncia que "ministros del gobierno atacaron ayer duramente al editor de los diarios La Prensa y El Heraldo". "Si los perros ladran es que caminamos", anota el titular grande de la portada en declaraciones atribuidas al representante de la SIP en Honduras, el jurista Edgardo Dumas Rodríguez. "La situación del gobierno y los ataques de Zelaya no me preocupan, porque nos ofrece la oportunidad de demostrar que nuestro trabajo periodístico está bien hecho. Como decía don Quijote, mientras los perros ladran es que andamos caminando", afirma Dumas en las declaraciones a La Prensa. Emisoras de radio de Tegucigalpa han comenzado a divulgar esta semana algunas de esas grabaciones. En una de las conversaciones se escucha al presidente Zelaya y su secretario privado, Raúl Valladares, hablando en contra del presidente del Parlamento, Roberto Micheletti, quien pretende ser candidato a la presidencia de la República por el gobernante Partido Liberal en las elecciones generales de noviembre de 2009. En otra grabación, la conversación de Zelaya es con el gerente de la estatal Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (HONDUTEL), Marcelo Chimirri. Según versiones extraoficiales que han trascendido en Tegucigalpa, esas grabaciones que comprometen al presidente y a varios de sus ministros, y en algunas de las cuales se habla sobre el control de periodistas y medios, habrían sido hechas por operadores oficiales de HONDUTEL que ya fueron despedidos.

Descarga la aplicación

en google play en google play