Escúchenos en línea

Éxodo de hondureños por temor a represalias en Reitoca

Tegucigalpa, Honduras. La Prensa.hn | 28 de Junio de 2016 a las 10:53

La sangrienta masacre ocurrida en Los Pocitos, La Venta del Sur, Francisco Morazán, no solo dejó luto y dolor en el municipio de Reitoca. La situación ha provocado que hayan tenido que emigrar.

Los pobladores temen perder la vida en represalias, unos porque son testigos protegidos del crimen y otros porque son parientes de las víctimas.

De la situación ya tienen conocimiento las autoridades policiales, aunque reconocen que no manejan un exacto de cuántas son las familias que han emigrado desde el día de la matanza hasta la fecha.

El éxodo de habitantes de Reitoca comenzó después de la captura del alcalde municipal Víctor Manuel Meza, sindicado por los cuerpos de investigación policial como autor intelectual y material del múltiple crimen.

Ataque

El hecho sangriento se registró el domingo 19 del presente mes en el trayecto de La Venta del Sur a Reitoca, a la altura de Los Pocitos, cuando cuatro hombres armados que se conducían en un pick-up Nissan Navara abrieron fuego contra los ocupantes de otro automotor.

En el acto fallecieron el pastor evangélico Marcelino Ortega Alvarado y dos miembros de la iglesia Peniel, identificados como Rigoberto Hernández Flores y Marcos Antonio Galo Pérez.

También los labradores Teófilo Cruz y Olman Idec Cruz Pineda, quienes viajaban de jalón en el automotor que conducía el líder evangélico Ortega Alvarado.

En horas de la madrugada del mismo día se había registrado la muerte del señor Wilfredo Ramón Cerrato Cruz, en un centro de salud de Reitoca, crimen que también le achacan a Meza y a tres prófugos de la justicia.

Del atentado criminal hubo dos sobrevivientes, los principales testigos protegidos que, supuestamente, han ayudado al esclarecimiento del caso y a la identificación de los responsables.

Después de una serie de investigaciones, equipos de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), policías preventivos, elementos de las Fuerzas Armadas y de unidades especiales de la Policía Nacional realizaron una fuerte operación que dejó como resultado la captura del jefe edilicio, así como el decomiso de armas, un vehículo y otras evidencias.

El pasado sábado, un juez con Jurisdicción Nacional dictó auto de formal procesamiento y prisión preventiva para el alcalde Víctor Manuel Meza, quien permanecerá recluido en el Primer Batallón de Infantería.

Éxodo de familias

El temor a correr la misma suerte que las seis víctimas de la masacre ha obligado a algunas familias a salir del municipio de Reitoca y buscar refugio en otros sectores del país.

Según información que ha trascendido y que es procesada por la Policía, parientes de algunas de las víctimas y de testigos protegidos se sienten atemorizados por las represalias que podrían tomar miembros de la supuesta banda del alcalde.

El portavoz de la Secretaría de Seguridad, Luis Osavas Olivera, dijo que manejan información de que familias cercanas de víctimas de la matanza se han movilizado para proteger sus vidas.

El oficial informó que “no son tantas como se cree, pero sí las personas cercanas, especialmente, de los dos fallecidos que andaban en la motocicletas, se han movilizado de la zona por temor a represalias”.

Confirmó que la Policía Nacional tiene conocimiento de la situación, por lo que mantiene las operaciones, a pesar de que el lugar es bastante alejado, pero “ya ellos manejan esta información”.

El oficial confió que equipos de la Policía andan tras la pista de los otros tres implicados en la matanza para proceder a su captura.


Descarga la aplicación

en google play en google play