Escúchenos en línea

Crímenes de mujeres siguen imparables en Guatemala

Varias agencias. Desde ciudad Guatemala. | 19 de Octubre de 2007 a las 00:00
Con el asesinato de cuatro mujeres en dos puntos de Guatemala en las últimas horas, la violencia parece ensañarse en contra de ellas, pues en lo que va del año unas 440 féminas han muerto violentamente, número que supera los 344 casos perpetrados el año pasado. Un informe presentado por la diputada izquierdista Nineth Montenegro, que comprende del 1 de enero al 30 de septiembre pasado, indica que en el país se han cometido 4.213 asesinatos, de las cuales 429 eran mujeres y 253 menores de edad, cifras superiores a las ocurridas durante el mismo período del año anterior. El documento detalla que entre las féminas muertas figuran 56 que eran menores de edad, menos de 18 años, así como 253 son niños y adolescentes. Entre enero y septiembre de 2006, indica el informe, murieron de forma violenta 3.648 hombres, 136 más de los que han sido asesinados en este año, que suman 3.784. Las muertes violentas de mujeres también se han incrementado durante el mismo período: en los primeros nueve meses de 2006 ocurrieron 344 asesinatos, y en lo que va de 2007 se han registrado 429, es decir 85 casos más. Montenegro manifestó su preocupación por el incremento en muertes de niños y jóvenes, las cuales suman 272, entre hombres y mujeres, en el período estudiado de 2007. "Esas cifras hacen cuestionar la capacidad de las instituciones del Estado responsables de garantizar la seguridad de la población, y particularmente, de sectores vulnerables", consideró la política. Los últimos asesinatos ocurrieron esta semana. En la ciudad de Cobán, 213 km al norte de la capital guatemalteca, fueron estranguladas una empresaria y dos empleadas, mientras que en el ciudad de Retalhuleu (sur) fue asesinada de un disparo en su vivienda otra mujer, indican los cuerpos de socorro. La empresaria era dueña de una gasolinera, Nora Ramírez, y sus dos empleadas fueron localizadas el jueves en el interior de su vivienda. La diputada agregó que la impunidad continúa siendo un elemento promotor de la violencia, ya que en el caso de las mujeres asesinadas en este año, los tribunales sólo han dictado cuatro sentencia condenatorias. Las autoridades atribuyen el incremento de los asesinatos y la violencia en general, a las pandillas juveniles "maras", el narcotráfico y los grupos del crimen organizado. La parlamentaria, que fue reelecta en septiembre para el próximo período (2008-2012) por el partido que postuló como candidata presidencial a la Premio Nobel de la Paz 1996, la indígena Rigoberta Menchú, considera que el incremento de la violencia pudo estar influenciada por el proceso electoral. La apreciación se basa porque el estudio determinó que "en el segundo semestre del 2007 muchos de los ataques fueron contra integrantes de partidos", comentó. Según el informe, al menos 39 personas muertas en ese lapso eran integrantes de algún partido político.

Descarga la aplicación

en google play en google play