Escúchenos en línea

El Salvador está dispuesto a ceder todo para lograr acuerdo con UE

Agencia ACAN–EFE. Desde San Salvador. | 24 de Octubre de 2007 a las 00:00
Los países centroamericanos, principalmente Costa Rica, deberán ceder en sus posiciones para alcanzar la integración regional y avanzar en las negociaciones de un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea (UE). Así lo declaró el vicecanciller salvadoreño, Eduardo Cálix, quien participa en las negociaciones con la UE en Costa Rica, en una entrevista que publica el diario local "La Prensa Gráfica". Cálix dijo que la integración centroamericana incluye la participación en instituciones como el Parlamento Centroamericano (PARLACEN), al que no se ha incorporado Costa Rica, ya que "partamos de que no puede haber un proceso de integración que no conlleve los brazos político, ejecutivo y el brazo judicial". Costa Rica tampoco se ha integrado a la Corte Centroamericana de Justicia, al igual que Guatemala. Asimismo, Costa Rica aún no se ha sumado a la unión aduanera, uno de los requisitos indispensables exigidos por el bloque europeo para negociar el Acuerdo de Asociación, que podría incluir el libre comercio. La primera ronda de negociaciones comenzó el lunes pasado en San José y concluirá el próximo viernes. "Costa Rica tiene su pensamiento muy particular sobre la institucionalidad de Centroamérica y no comparte algunas de las instituciones que conforman la integración, creo que esta negociación (con la UE) nos va a llevar a que ellos se convenzan de que aunque las instituciones no sean perfectas, es necesario pertenecer a ellas", expresó Cálix. Señaló que otra opción sería que "hagamos un amalgamiento sobre la base de lo que ya existe para adecuar a las instituciones a la realidad que tenemos". Remarcó que "no va a funcionar el acuerdo de asociación si no estamos todos en el mismo barco, y para que estemos todos en el mismo barco hay que saber navegar con las carencias y fortalezas que tiene ese barco". Cálix dijo que Panamá participa en las negociaciones con la UE como observador "y tampoco pertenece a todas las instituciones, pero ha dado señales muy importantes de querer acercarse al pleno ejercicio de la institucionalidad de Centroamérica de forma acelerada, en vista de que tenemos ya este acuerdo en marcha". Consultado sobre si el diálogo con la Unión Europea será complicado, Cálix respondió: "no creo que vaya a ser fácil, no se trata de eso, porque si no, no tendríamos estos ejercicios mentales que nos permitan tratar de llegar a una posición conjunta". Agregó que "creo que Centroamérica está preparada para tener este diálogo con la Unión Europea y finiquitar el proceso dentro de los tiempos adecuados". Afirmó que, "por supuesto, esto conlleva sacrificios y compromisos, y esos son los retos que vamos a tener que hacer a todo nivel". Preguntado cuales son esos sacrificios, el vicecanciller dijo que son "los sacrificios de poder dar algunos de los espacios que, hoy por hoy, nos hemos venido reservando dentro de nuestros propios esquemas. A lo mejor no hemos podido llegar a abordar temas entre nosotros y no han sido lo suficientemente discutidos para llegar a una posición adecuada". Cálix consideró que la integración centroamericana impone a los países ceder porque "¿qué proceso de integración no cede soberanía?", pero señaló que ello "es en positivo, no en negativo", ya se trata de evaluar lo que se pierde y lo que se gana. Aseguró que en el caso de El Salvador "está preparado porque somos uno de los países más integracionistas, y eso no significa que hayamos descuidado el término de soberanía e independencia".

Descarga la aplicación

en google play en google play