Escúchenos en línea

Negociación de acuerdo de asociación UE-Centroamérica abre controversias

Agencia AFP. Desde San José. | 25 de Octubre de 2007 a las 00:00
El inicio de negociaciones para un acuerdo de asociación entre Centroamérica y la Unión Europea (UE), que incluye un tratado de libre comercio, abrió el primer frente de controversia en el rechazo de los productores agrícolas del istmo, que temen ser "arrasados" por la política de subsidios de Europa. Organizaciones campesinas centroamericanas se pronunciaron el miércoles en contra de las negociaciones, inauguradas el lunes en San José, asegurando que "estos tratados de libre comercio están hechos a la medida de las grandes transnacionales, a las que poco les importan los productores locales". El dirigente campesino hondureño José Santos Vallecillo recordó que la UE otorga cuantiosos subsidios a sus productores agrícolas, "contra los cuales no vamos a poder competir, y terminarán por arrasar con quienes producimos para el mercado local y garantizamos la soberanía alimentaria". "Los exportadores, como en el caso de la piña o el banano, son grandes productores o transnacionales estadounidenses, en cambio los campesinos somos los que nos dedicamos a producir para el mercado local y vamos a vernos severamente afectados con el Acuerdo de Asociación", dijo Hernández. No obstante, la viceministra de Comercio de Costa Rica, Amparo Pacheco, dijo a la AFP que "el impacto sobre nuestros países de los subsidios que la UE da a sus productores es independiente de los tratados de libre comercio". "Ese tipo de subsidios no se pueden modificar en el contexto de una negociación entre un grupo de países, sino en el marco de la Organización Mundial de Comercio (OMC), donde seguiremos dando la lucha por su eliminación", aseguró Pacheco. La funcionaria aseguró que el impacto de los subsidios de la UE no puede verse en términos generales, porque pueden afectar negativa o positivamente según los sectores. "No podemos decir que el subsidio que se le da a la harina de trigo nos perjudica -ejemplificó- porque nosotros no producimos trigo y entonces podemos importar más barato, pero si se trata de productos que nosotros producimos sí habría impacto negativo". "Tenemos que analizar y negociar producto por producto", afirmó la viceministra costarricense. La UE invierte unos 43.000 millones de euros anuales en subsidios para sus productores agrícolas. Por otra parte, los grupos campesinos criticaron el sistema de cuartos adjuntos previsto para informar a las entidades de la sociedad civil sobre el proceso de negociación, el cual calificaron como una "farsa". "Los cuartos adjuntos son cuartos informativos, no participativos, y lo que uno propone se lo lleva el viento, es como hablar con una pared", aseguró Hernández, quien dijo remitirse a lo ocurrido en la negociación del TLC con Estados Unidos. Pacheco dijo que, efectivamente, los cuartos adjuntos son mecanismos de "información" que se utiliza durante la negociación del acuerdo, pero que los gobiernos centroamericanos están de acuerdo con establecer un mecanismo de consulta con la sociedad civil. Ese mecanismo funcionaría entre ronda y ronda de negociación y su propósito sería escuchar las propuestas de los grupos productivos y otras instancias de la sociedad civil, explicó la viceministra. Las autoridades de la región analizan una propuesta en tal sentido del Comité Consultivo del Sistema de Integración Centroamericana (CC-SICA), integrado por organizaciones civiles del istmo.

Descarga la aplicación

en google play en google play