Escúchenos en línea

Templo evangélico de Guatemala será utilizado como sala de debate judicial

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Guatemalteca. | 26 de Octubre de 2007 a las 00:00
Un templo evangélico ubicado en la periferia este de la capital guatemalteca, será utilizado como sala de debates para la celebración de un audiencia judicial sobre una estafa bancaria. El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Óscar Vásquez, dijo que la inusual decisión fue tomada debido a que el Organismo Judicial no cuenta con una sala de debates lo suficientemente grande para albergar a las más de 5.000 personas que se prevé participen en la audiencia. "El juez Nery Medida, encargado del caso, aceptó la propuesta para que la audiencia judicial se realice en la iglesia evangélica conocida como Casa de Dios", precisó Vásquez. "Casa de Dios", uno de los templos evangélicos más grandes del país, con un aforo de más de 5.000, fue propuesta como sede para la realización de la audiencia judicial, por el pastor de esa congregación, Carlos Luna. Vásquez indicó que el juez Medina no ha fijado aún la fecha en que se realizará la diligencia judicial, en la que se decidirá si el banquero Roberto Segovia, ex directivo del quebrado Banco de Comercio, es llevado a juicio oral y público por los delitos de estafa, lavado de dinero y conspiración. Más de 5.000 clientes del Banco de Comercio acusan a Segovia y otros directivos de esa institución que se encuentra prófugos de la justicia, de haberles robado cerca de 233,7 millones de dólares. Esa institución bancaria fue cerrada el 12 de enero de este año por la Junta Monetaria de Guatemala, tras haber caído en insolvencia al otorgar préstamos sin respaldo por unos 200 millones de quetzales (26 millones de dólares). La mayoría de los clientes del banco lograron recuperar sus recursos, gracias al Fondo de Protección al Ahorro (FOPA), el que, según la legislación guatemalteca, garantiza las inversiones de los ahorradores. Sin embargo, unos 5.000 clientes que invirtieron más de 1.800 millones de quetzales (unos 233,7 millones de dólares) no han obtenido respuesta a sus reclamos debido a que, aunque sus fondos fueron depositados en el BC, este los trasladó a una "off shore" (banca fuera de plaza) con sede en Panamá. El FOPA sólo garantiza los ahorros depositados en los bancos del sistema guatemalteco, no así en las "off shore" que por no pagar impuestos en el país carecen de respaldo. Segovia fue capturado el pasado 28 de abril en una residencia donde se escondía desde que fue ordenada su detención, y es acusado por la Fiscalía de los delitos de lavado de dinero, conspiración y estafa en contra de miles de personas que depositaron sus inversiones en el Banco de Comercio. Aún están pendientes las capturas de otros tres directivos del banco, identificados como Carlos Abularach, Jorge Ibarra y Carlos Lowenthal.

Descarga la aplicación

en google play en google play