Escúchenos en línea

Liberan a presunto asesino de periodista hondureño

Agencia ACAN–EFE. Desde Tegucigalpa. | 27 de Octubre de 2007 a las 00:00
El presunto asesino del periodista y humorista hondureño Carlos Salgado, identificado como Germán David Almendarez, fue liberado el sábado por orden de una fiscal, informó la Policía. El jefe de la Dirección General de Investigación Criminal (DGIC), Francisco Murillo, dijo a Radio Cadena Voces (RCV), en la que Salgado transmitía un programa humorístico y crítico, que el Almendarez fue liberado hacia las seis de la mañana del sábado. Agregó que el viernes "se hizo el procedimiento que corresponde" y que un testigo presencial, que ahora es protegido, "reconoció al ciento por ciento a esta persona". Salgado fue asesinado el pasado día 18 cuando salía de RCV de grabar su programa "Las historietas de Frijol el terrible". A Almendárez, quien fue capturado en una colonia marginal al norte de Tegucigalpa, se le encontró una pistola calibre nueve milímetros, que figura como robada. Murillo dijo que "extrañamente", la fiscal que anoche recibió el expediente, a la que identificó como Leda Garay, "hoy nos mandó a pedir al detenido" y ordenó su liberación. El fiscal adjunto de Honduras, Omar Cerna, dijo que la orden de la fiscal "es un craso error ante la sociedad" y dijo que las autoridades del Ministerio Público están "sorprendidas", porque "ha sido precipitada, sin consultar a otros fiscales involucrados en la investigación de los hechos". "Es un hecho que sorprende a la sociedad entera y a las autoridades del Ministerio Público", reiteró el funcionario, quien además indicó que se ha nombrado una comisión para investigar lo ocurrido y que posteriormente se determinará si procede alguna sanción contra Garay. Murillo subrayó que ayer se habló con la fiscal que lleva el caso, "y con ella se armó el expediente investigativo". La misma fiscal, según Murillo, solicitó la detención preventiva contra Almendárez, "como parte de la investigación que ella misma dirige en este tipo de casos". "Creíamos que (la petición) era para seguir con el procedimiento y ponerlo a la orden del juzgado respectivo, extrañamente desestimó todas estas pruebas y lo ha puesto en libertad", enfatizó Murillo. El oficial indicó que a Garay se le pidió que al menos se mantuviera detenido a Alméndarez durante seis días para inquirir y hacer la comparación balística con las evidencias encontradas en el sitio donde fue asesinado Salgado, para "demostrarle en forma científica que este señor tuvo participación en esta muerte". Añadió que Garay estaba "en la obligación de aceptar el requerimiento" de la Policía, al menos durante seis días para inquirir y determinar luego si Almendárez tiene responsabilidad o no. El jefe de la DGIC expresó que ya están "acostumbrados" a que algunos fiscales desestimen las pruebas que la Policía presenta sobre algunos crímenes, pero que lo ocurrido hoy "no nos debilita y vamos a continuar con la investigación". El fiscal adjunto dijo además que el hecho de que la Policía de Investigación no dependa del Ministerio Público, sino de la Secretaría de Seguridad, ha evidenciado de nuevo "la falta de coordinación entre ambas instituciones". Añadió que como representante del Ministerio Público, "asumimos el error de una fiscal auxiliar". El director de Radio Cadena Voces, periodista Dagoberto Rodríguez, dijo a Acan-Efe que la liberación de Almendárez "es preocupante porque volvemos al punto inicial de no saber aún quién asesinó a Carlos Salgado". Agregó que falta saber si la captura de Almendárez fue una acción apresurada de la Policía para frenar las múltiples críticas que se le hacen a diario por la inseguridad en el país. "También podría tratarse de la intervención de algún personaje poderoso que haya estado implicado en el asesinato de Carlos Salgado, que haya podido interceder para que liberaran a Almendárez, la situación es confusa, no sabemos quienes son los responsables", subrayó Rodríguez. Dijo además que RCV solicitará a las autoridades correspondientes protección para su personal, porque la liberación de Almendárez puede ser peligroso, aunque recalcó que "no podemos acusar a nadie del asesinato de Carlos Salgado porque no sabemos quiénes cometieron ese crimen". El jueves pasado los empleados de RCV y otros sectores exigieron al gobierno que preside Manuel Zelaya el esclarecimiento del asesinato de Salgado, y demandaron justicia por éste y otros crímenes ocurridos como parte de la ola de violencia en Honduras.

Descarga la aplicación

en google play en google play