Escúchenos en línea

Campaña electoral en Guatemala entra en su recta final

Agencia PL. Desde ciudad Guatemala. | 27 de Octubre de 2007 a las 00:00
La campaña electoral en Guatemala se encuentra hoy en su fase final, después de saturar por casi un año los medios de comunicación y el país con propaganda, canciones y promesas. Aunque la convocatoria oficial de los comicios se realizó el 2 de mayo, desde hacía meses los anuncios de los partidos políticos estaban presentes en todas partes, sin que las autoridades lograsen impedirlo. Pasada la primera vuelta, el 9 de septiembre, la carga visual y auditiva disminuyó y se concentró en los colores verde y naranja, símbolos de las organizaciones que pasaron a segunda ronda, la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y el Partido Patriota (PP). Sin embargo junto con el volumen también desapareció la pasión y esta nueva etapa se ha caracterizado por la apatía de los ciudadanos, al parecer agotados por lo prolongado de la contienda. Los mismos candidatos, Alvaro Colom, de la UNE, y Otto Pérez Molina, del PP, no contribuyeron a levantar los ánimos y más bien se enzarzaron en un continuo cruce de insultos y descalificaciones mutuas, donde las campañas negras han estado a la orden del día. Pérez Molina evitó el debate público con su contrincante y esta semana desperdició la oportunidad de defender sus ideas ante los medios de comunicación al descartar un encuentro con Colom, organizado por la prensa y un grupo empresarial. El aspirante del PP concentró su atención en sectores donde recibió poca votación en la ronda anterior, como los vendedores de los mercados y representantes de organizaciones campesinas. Mientras su recorrido por los puestos de ventas y comedores populares en el centro de la capital y en la Terminal tuvo amplia publicidad, en su reunión con el sector rural se impidió el acceso a la prensa. Colom, por su parte, aprovechó todos los foros, visitó empresas maquiladoras y comenzó sus actos de cierre de campaña en el interior del país para concentrar sus últimos esfuerzos en la capital, donde obtuvo menos votos en primera vuelta. El viernes al mediodía por fin se hará silencio y los guatemaltecos dispondrán de unas 36 horas para meditar el sufragio antes de acudir a las urnas el 4 de noviembre para escoger a su futuro presidente.

Descarga la aplicación

en google play en google play