Escúchenos en línea

Gobierno de Costa Rica preocupado por derrumbe en mina de oro

Agencia ACAN–EFE. Desde San José. | 29 de Octubre de 2007 a las 00:00
Un derrumbe ocurrido en la mina de oro "Bellavista", operada por la firma canadiense Glencairn Gold Corporation, preocupa a las autoridades de Costa Rica, que han pedido realizar estudios para descartar daños al ambiente. El ministro de Ambiente, Energía y Minas, Roberto Dobles, declaró hoy a la local Radio Monumental que se trata de un asunto "muy serio" que requiere de "un control muy particular", aunque aseguró que los materiales tóxicos de la mina habían sido retirados meses atrás. "La dirección de geología y minas le está dando seguimiento y ha girado instrucciones para estar totalmente seguros de que no haya contaminantes en la zona", afirmó Dobles. Debido al deslizamiento, ocurrido la semana pasada, se rompió una parte de la "geomembrana", que aisla del suelo los materiales tóxicos, por lo que el Ministerio de Ambiente ha ordenado a la empresa correr con los gastos de reparación. Además, se tomarán muestras de agua potable de la zona para descartar la presencia de cianuro. La mina de la empresa canadiense está cerrada desde el 25 de julio pasado y sus 350 trabajadores despedidos, debido a que el terreno, ubicado en las montañas de Miramar de Puntarenas (Pacífico central), se estaba deslizando a causa de las lluvias. Ambientalistas costarricenses advirtieron en septiembre pasado que existía el riesgo de que con un derrumbe en la mina se produjera una "catástrofe ambiental". Según los ecologistas, la mina había apilado cerca de ocho millones de toneladas de materiales considerados altamente tóxicos, principalmente cianuro, los cuales se están deslizando poco a poco y podrían caer en el río Ciruelas, ubicado cerca de la mina, y filtrarse a las nacientes de agua subterráneas. Sin embargo, la empresa canadiense aseguró en su página de internet, tras sucedido el derrumbe, que el 25 de julio pasado detuvo la aplicación de cianuro y que "todos los contaminantes fueron removidos del lugar". Con el deslizamiento, que afectó un área de 400 metros cuadrados y dejó pérdidas por cinco millones de dólares, "no ha habido ningún derrame de cianuro al ambiente", enfatizó la compañía. "La compañía no percibe que exista algún riesgo de más daños en la estructura de la mina, continúa vigilando los movimientos del suelo y coopera con todas los agentes locales y el gobierno" de Costa Rica, agregó. El cianuro se utiliza para extraer el oro de las rocas, y también libera metales pesados como mercurio, plata, arsénico o cobre, que podrían contaminar los mantos acuíferos que abastecen las comunidades cercanas, según los ambientalistas. La firma canadiense inició su operación en 2002 y aún es incierto si las volverá a retomar. Ese mismo año el entonces presidente costarricense Abel Pacheco, firmó un decreto de moratoria a la minería a cielo abierto, que permanece vigente. Según estadísticas de la empresa la mina "Bellavista" tiene un potencial de 365.500 onzas de oro. La firma cerró el 2006 con un total de 38.830 onzas de oro extraídas con un valor de 23,1 millones de dólares.

Descarga la aplicación

en google play en google play