Escúchenos en línea

Sociedad civil canadiense condena explotación minera en Centroamérica

Proceso Digital, de Honduras. | 30 de Octubre de 2007 a las 00:00
La organización canadiense Derechos en Acción condenó hoy que inversionistas de su propio gobierno realicen explotaciones mineras a cielo abierto en Centroamérica provocando daños irreversibles para la salud humana, animal y vegetal. "Es una vergüenza que las políticas de Canadá promuevan este tipo de desarrollo, que no es desarrollo. Lo que tenemos que hacer es mucho trabajo y concientización en nuestro país, para que los contribuyentes no acepten que nuestros gobiernos permitan que nuestras compañías actúen así en los países", dijo a la prensa hondureña el sub coordinador de Rights Action, Grahame Russell. Russell reveló que en 2006, la compañía Goldcorp (Entremares) reportó 16 millones de dólares en ganancias por la explotación minera a cielo abierto "a costa de la salud de cientos de personas en Guatemala y Honduras". Señaló que no le toca a Rigths Action cambiar las leyes en Honduras, pero sí nos toca a nosotros cambiar las leyes de nuestros países para no permitir este tipo de desarrollo abusivo. "Es muy difícil accionar legalmente en contra de esta compañía porque no hay leyes en Canadá para presionar a Golcorp por lo que hace en otros países, esto es muy complicado, pero estamos buscando la manera de responsabilizar en Canadá a dicha compañía por los daños que está causando en Honduras", apuntó. El líder ambientalista sostuvo que las operaciones mineras a cielo abierto son muy dañinas para la salud humana, animal y vegetal, porque se usa cianuro. "La explotación a cielo abierto destruye montañas y se vierten en las aguas y en el aire, metales como mercurio, plomo y arsénico, y ustedes pueden comprobar que mamás, hijas, hijos y ancianos que viven en Palo Ralo, San Ignacio tienen todo tipo de infecciones de piel, pero muy serias", sostuvo Russell. La organización canadiense Derechos en Acción (Rights Action) acompañó a una delegación de 15 canadienses, estadounidenses y guatemaltecos que visitaron el Valle de Siria, departamento de Francisco Morazán, para investigar los múltiples problemas asociados en la explotación a cielo abierto que ejecuta la compañía canadiense Goldcorp (Entremares). Cuatro ciudadanos guatemaltecos procedentes de los municipios de Sipakapa y San Miguel Ixtahuacán, departamento de San Marcos, en donde la compañía Goldcorp opera a través de la empresa Montana exploradora, compartieron con los residentes del municipio de San Ignacio, Francisco Morazán, que han sufrido en carne propia los efectos negativos en su salud y el medio ambiente. Desde hace 7 años, la empresa Entremares explota oro y otros metales en el Valle de Siria, departamento de Francisco Morazán. Los ejecutivos de Entremares anunciaron el cierre de operaciones desde hace dos meses, sin embargo, la ministra de Recursos Naturales y Ambiente (SERNA), Mayra Mejía señaló que aún la empresa no ha presentado su plan de cierre. Mejía expresó que "estamos requiriendo a la empresa porque no nos ha presentado su plan de cierre y nosotros necesitamos trabajarlo con ellos para ver si está con todos los requerimientos". Por otra parte el gobierno hondureño anunció que dará a conocer los resultados de varios exámenes que se practicaron a moradores del Valle de Siria y que fueron enviados a laboratorios en Colombia. Los pobladores y pobladoras de las comunidades afectadas, esperan los resultados de los análisis que demostrarían, por un lado, los daños causados en la salud de las personas expuestas a la actividad minera y por otro, evidenciarían responsabilidades pecuniarias directas de la empresa, por los daños causados a la salud y al medio ambiente.

Descarga la aplicación

en google play en google play