Escúchenos en línea

Guatemaltecos elegirán a nuevo presidente entre militar y socialdemócrata

Agencia AFP. Desde ciudad Guatemala. | 31 de Octubre de 2007 a las 00:00
Casi seis millones de guatemaltecos elegirán el próximo domingo a su nuevo presidente entre un militar, Otto Pérez, y un socialdemócrata, Alvaro Colom, en las elecciones más reñidas en la historia reciente de Guatemala. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) instalará 13.756 mesas receptoras de votos en todo el país, que funcionarán durante 11 horas, en un proceso que será supervisado por observadores de la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos. Colom y Pérez disputarán la segunda vuelta luego que en la primera ronda del 9 de setiembre ninguno de los dos alcanzó el 50% de los votos requeridos. En esta ocasión las autoridades del TSE volverán a colocar cientos de mesas receptoras de votos en lugares remotos del país con la intención de acercar a la población y reducir el abstencionismo, que en las elecciones pasadas alcanzó el 41,2%. Aún no existe un amplio favorito para ganar la presidencia, pues unas encuestas dan como triunfador al general retirado y otras al candidato socialdemócrata, causando preocupación en las autoridades por brotes de ingobernabilidad en varios puntos ante eventuales rechazos de los resultados. Ante ello, fueron desplegados más de 18.500 agentes de la policía, 1.000 estudiantes de la academia de la institución y 15.000 soldados, unos 3.500 más que en la primera vuelta, pues hubo incidentes en dos municipios donde manifestantes inconformes con la reelección de alcaldes quemaron las papeletas. Además, el nuevo presidente se elegirá por primera vez en dos décadas y media entre un militar y un civil, lo que ha divido a la población, pues desde 1986 ningún jerarca castrense había logrado llegar a la segunda vuelta. Las organizaciones sociales apoyan la continuidad de un gobierno civil que se reinstauró en 1986 cuando se puso fin a una sucesión de gobiernos militares, que condujeron el país con mano de hierro entre 1954 y 1986, en medio de una guerra fratricida (1960-1996). Sin embargo, los sectores más empobrecidos reclaman políticas severas para contrarrestar los altos índices de violencia, que cobran unas 15 vidas al día. Este miércoles una encuesta publicada por la prensa local indica que el 46% de los entrevistados cree que durante los regímenes militares había más seguridad y tranquilidad, pero el 43% opina que los civiles han sido más aptos para mejorar la situación del país. Asimismo, las misiones de observación electoral de la OEA y la UE instaron este miércoles a los guatemaltecos a respetar los resultados, sobre todo por lo cerrado que puede ser el escrutinio. "Ambas Misiones de Observación desean y esperan que tanto la jornada electoral, como los días posteriores al anuncio de los resultados oficiales por parte del Tribunal Supremo Electoral, transcurran en paz y se conviertan en una fiesta cívica y una celebración de la participación democrática", indica un comunicado conjunto. El nuevo presidente asumirá el cargo el 14 de enero para sustituir al actual gobernante Oscar Berger y estará en el puesto por un período de cuatro años (2008-2012).

Descarga la aplicación

en google play en google play