Escúchenos en línea

Discapacitados hondureños exigen respeto a sus derechos humanos

Agencia ACAN–EFE. Desde Tegucigalpa. | 31 de Octubre de 2007 a las 00:00
Los discapacitados organizados de Honduras exigieron el miércoles al gobierno que preside Manuel Zelaya y a la sociedad en general, el respeto a sus derechos humanos. En una rueda de prensa, miembros de la Federación Nacional de Organismos de Personas con Discapacidad de Honduras (FENOPDIH), expresaron que la discapacidad que sufren no les limita tanto, como la "indiferencia". El director de la FENOPDIH, Armando Sánchez, quien es periodista de profesión y nació sin el sentido de la vista, dijo a Acan-Efe que "nuestros derechos no son distintos a los de los demás" y destacó que les basta con que no haya discriminación ni lástima hacia los discapacitados. En el encuentro con la prensa también participó el Comisionado de los Derechos Humanos en Honduras, Ramón Custodio, quien destacó la falta de sensibilidad y conciencia con los discapacitados. Custodio recordó que según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas, en Honduras, país con siete millones de habitantes, unos 177.000 son discapacitados. El presidente de la FENOPDIH, Reynaldo Muñoz, dijo que la situación de los discapacitados es de acuerdo a las necesidades de cada uno y que la realidad de los que viven en las grandes ciudades no es la misma de los que residen en el interior del país. Añadió que, entre otros desafíos, necesitan incidir para que la Estrategia de Reducción de la Pobreza (ERP) que impulsa el gobierno también llegue a los discapacitados, "pero no las migas, como las que se han recibido hasta hoy". Dayana Martínez, quien es diputada ante el Parlamento hondureño por el gobernante Partido Liberal, subrayó que los discapacitados en el país centroamericano son "discriminados y víctimas de la exclusión social". Martínez, quien también es ciega, enfatizó que "es increíble que la sociedad del mundo no respete los derechos de los discapacitados" y que se les vea "como objetos, no como sujetos". "Nos toca sensibilizar a la sociedad sobre quiénes somos", recalcó la diputada Martínez, quien habla español, francés, inglés, italiano, japonés y portugués. Los discapacitados también recordaron que el gobierno no les ha cumplido con la asignación de los recursos para la Dirección General de Desarrollo para las Personas Discapacitadas (DIGEDEPPDI), que debió iniciar operaciones en enero de 2006. En el encuentro se pidió además que los medios de comunicación sean sensibles a los problemas de los discapacitados y hubo el testimonio de experiencias de vida exitosas por discapacidad. Orquidea Centeno, con discapacidad auditiva, pero que puede hablar, dijo que "no es fácil vivir en un mundo en el que todos hablan, pero a los sordos no nos entienden". Centeno, de 50 años, indicó a Acan-Efe que ella perdió el sentido del oído a los 17, razón por la que puede hablar, pero que la situación es más difícil para los que no tienen los dos sentidos. "Para los sordos, aunque su incapacidad no se ve, hay muchas barreras", acotó. El coronel Amilcar Hernández, quien tiene impedimentos en sus extremidades inferiores, lo mismo que el periodista Santos Espinal, quien es ciego, también relataron sus experiencias. Además, habló Antonio Cárdenas, padre de una joven con discapacidad, quien destacó las dificultades que han sufrido con su esposa por la discriminación social.

Descarga la aplicación

en google play en google play