Escúchenos en línea

Fracasa reunión tripartita de Panamá para aplicar programa de trabajo decente

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Panamá. | 31 de Octubre de 2007 a las 00:00
Representantes de los empleadores, trabajadores y el gobierno de Panamá no alcanzaron un acuerdo para implementar en el país el Programa Nacional de Trabajo Decente, que impulsa la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en la región. La directora de la oficina sub-regional de la OIT -con sede en Costa Rica-, Gerardina González Marroquín, que presidió el encuentro, señaló que la opción es reactivar el diálogo con las tres partes. Si el nuevo encuentro no es posible y el desacuerdo continúa, la opción es trabajar separadamente con cada sector, explicó a Efe uno de los participantes en la reunión en representación del sector público. González Marroquín, según la misma fuente, reconoció al final de la reunión que fue imposible lograr un acuerdo por el "temor infundado" del sector de los trabajadores de que a través de este programa se puedan promover reformas a la Ley laboral panameña. Una concertación entre los tres sectores podría atraer recursos y asesoría técnica por parte de la OIT, en camino hacia la adopción en Panamá del Programa Nacional de Trabajo Decente, afirmó. El ministro panameño de Trabajo, Edwin Salamín, expresó, por su parte, que confía en la capacidad de diálogo del país y que Panamá merece contar con esta iniciativa. A la consulta, promovida por la oficina subregional de la OIT para Centroamérica, Haití, Panamá y República Dominicana, asistieron representantes de los ministerios de Trabajo y de Economía y Finanzas; el Consejo Nacional de la Empresa Privada; la Autoridad del Canal de Panamá, y la Cámara Panameña de la Construcción. También participaron delegados del Consejo Nacional de Trabajadores Organizados; la Unión Nacional de Pequeñas y Medianas Empresas y de la Federación Nacional de Servidores Públicos. La OIT ha definido cuatro objetivos estratégicos para lograr el trabajo decente: La aplicación de las normas y principios y derechos fundamentales en el trabajo; creación de mayores oportunidades para hombres y mujeres de asegurarse un empleo e ingresos dignos y la mejora de la cobertura y eficacia de la protección social. El fortalecimiento del tripartismo y del diálogo social completa el cuarto objetivo. El organismo internacional considera, según el planteamiento de la reunión, que el empleo productivo y el trabajo decente son elementos clave para reducir la pobreza y alcanzar la paz mundial, y que su desarrollo tiene en cuenta el contexto de cada país y su realidad económica y social. Destaca que su apoyo a los países miembro para alcanzar los objetivos del trabajo decente debe ser preparado y aplicado dentro de estrategias determinadas y con recursos llamados Programas de Trabajo Decente por País. Los representantes tripartitos de la región, que se reunieron en Tegucigalpa, Honduras, en 2005, se comprometieron a formular Programas de Trabajo Decente por país, tarea en la que están empeñados actualmente con apoyo de la OIT.

Descarga la aplicación

en google play en google play