Escúchenos en línea

Cargos contra expresidente Funes generan suspicacia en El Salvador

San Salvador. Agencia PL | 11 de Junio de 2018 a las 09:18

Las audiencias del caso Saqueo Público prosiguen este lunes en El Salvador, en medio de la suspicacia que genera la efectividad de la Fiscalía General para perseguir a la izquierda y postergar a la derecha.

Este caso gira en torno a Mauricio Funes, quien llegó a la presidencia en 2009 aupado por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y sobre quien ahora pesa una orden de captura, sin pruebas aparentes.

A Funes, exiliado en Nicaragua, se les acusa junto a varios familiares y allegados de corrupción y desvío de fondos públicos, lavado de dinero y activos y manejar irregularmente unos 351 millones de dólares.

La Fiscalía General de la República (FGR) solicitó reserva parcial al proceso, que transcurre alejado del escrutinio periodístico, aunque la sociedad se ha pronunciado fuerte y, como de costumbre, polarizadamente.

Sin embargo, lo que más irrita a la población es la selectividad en la búsqueda de justicia, pues durante sus gobiernos el derechista partido Arena desfalcó 37 mil millones de dólares a las arcas del Estado, y nada.

Para los usuarios de Twitter, la formación oligárquica muestra un cinismo 'nivel épico' al cuestionar sobre los fondos de Funes, cuando sus políticos nunca ha respondido por los millones que malversaron.

No pocos recuerdan que fue Funes, como periodista, quien destapó la gran corrupción imperante durante las administraciones de Arena, y echó más sal a la herida oligárquica sacándola del poder en las urnas.

El economista Salvador Arias recopiló un caudal de pruebas sobre el robo sistemático de los políticos areneros y murió sin ver justicia, porque el fiscal Douglas Meléndez siempre supo escoger sus batallas.

Al respecto, la Iniciativa Social para la Democracia lamentó el culebrón mediático que realiza la FGR en el caso contra Funes, pues mina la seriedad y credibilidad del proceso al fallar en la presentación de pruebas.

Existen antecedentes de casos montados con gran alharaca que fracasaron luego en los tribunales, pues fueron mal construidos, sin pruebas sólidas que los sustentaran.

Así, por ejemplo, se libró el expresidente arenero Francisco Flores de la causa por desviar para su partido un millonario donativo humanitario de Taiwán para las víctimas de los terremotos de 2001.

'La FGR dedicó varias horas para incriminarme y no presentó ni una tan sola prueba de los delitos que me atribuye', aseguró Funes en Twitter, tras denunciar la 'persecución' judicial en su contra.

Para Funes, Meléndez busca su reelección al frente de la FGR y quiere ganarse puntos entre la derecha, que es mayoría en la Asamblea Legislativa encargada de elegir al nuevo fiscal en enero próximo.

Por lo pronto, el FMLN observa detenidamente el proceso de investigación, 'velando que sea un debido proceso y no un hecho propagandístico', según afirmó Nidia Díaz, jefa de bancada del Frente.


Descarga la aplicación

en google play en google play