Escúchenos en línea

Textilera yanki despide a 180 empleados en Costa Rica

San José. Agencia ACAN–EFE. | 23 de Febrero de 2008 a las 00:00
La empresa textilera Bor Kar, que fabrica trajes formales para el mercado estadounidense, despidió a 180 empleados en Costa Rica por el atraso en la puesta en vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos. Michael Borg, propietario de la empresa, declaró a la prensa local que el despido, equivalente a la tercera parte de los trabajadores, se debió a que algunos clientes cancelaron contratos por 1,2 millones de dólares debido a la inseguridad que existe en el país sobre el tratado. Y es que los beneficios arancelarios que otorga unilateralmente Estados Unidos a Costa Rica en materia textil se vencen en septiembre próximo y sólo se mantendrían vigentes con la puesta en marcha del TLC. La población costarricense ratificó el TLC el pasado 7 de octubre en un referéndum, pero el Congreso sólo ha aprobado dos de las doce leyes de implementación necesarias para que el tratado entre en vigencia. "Ya el pueblo de Costa Rica habló y requerimos que se aprueben las leyes de la agenda de implementación ya que en nuestro caso las preferencias arancelarias que tenemos vencerán en septiembre próximo y no queremos despedir más personas, sino crear más puestos de empleo", afirmó Borg. Según el empresario, la compañía, ubicada en la zona rural de Poás de Alajuela, unos 60 kilómetros al oeste de San José, tenía planeado abrir 300 plazas nuevas de trabajo en enero pasado, lo cual no fue posible "debido a esta situación en la Asamblea Legislativa". Por su parte, el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, quien ayer se reunión con Borg, afirmó en un comunicado que "atrasar estos proyectos de ley no nos conducen a nada excepto a perder inversiones, a cerrar fábricas y a ahuyentar inversiones". Según Arias, muchos inversionistas extranjeros "no vendrán ante la incertidumbre de un país que no sabe pasar la página del TLC y dedicarse a resolver otros problemas". Costa Rica es el único país signatario donde no está en vigencia el TLC entre Centroamérica, República Dominicana y EE.UU., conocido como CAFTA–DR, por sus siglas en inglés. El gobierno costarricense anunció semanas atrás que, ante el lento trámite de las leyes de implementación, solicitará una prórroga a Estados Unidos, para poner en vigencia el TLC después del 1 de marzo, fecha que San José consideraba como límite para hacerlo. Hace algunos días la Procuraduría General de la República emitió un fallo no vinculante, en el que explicaba que el 1 de marzo es la fecha límite para ratificar el tratado, como ya se hizo en referéndum, y depositarlo ante la Organización de Estados Americanos (OEA), como ente depositario. Pero aclaró que a partir de ese momento, Costa Rica tendría 90 días para aprobar todas las leyes de implementación del acuerdo comercial, un plazo en el que el gobierno no está seguro de que los diputados logren ese cometido. El próximo jueves el presidente Arias se reunirá en la casa presidencial con el subsecretario de Comercio Exterior de EE.UU., Christopher Padilla, para conversar sobre este asunto, según ha adelantado el mismo funcionario estadounidense desde Washington, al informar que también visitará Honduras y Nicaragua.

Descarga la aplicación

en google play en google play