Escúchenos en línea

Protestas en Honduras golpean rubros del banano y de aceite de palma

Tegucigalpa. HRN | 6 de Junio de 2019 a las 13:17

No es mínimo el impacto causado sobre la economía nacional por las tomas de carreteras y actos vandálicos en que han degenerado las manifestaciones de los sectores salud y educación.

El golpe ha sido duro y pone en entredicho las garantías jurídicas, las condiciones de seguridad y el clima favorable para atraer más inversión de capital.

Estas situaciones provocan nerviosismo entre los empresarios y los industriales del país. Uno de los rubros que han resultado más afectados es el del banano.

Ejecutivos de la Standard Fruit Company de Honduras no ha descartado del todo la cancelación de los contratos laborales para un número significativo de empleados, al tiempo que han llamado a ponerle fin al entorno de zozobra en que se realizan sus operaciones en el país.

Los ataques y la quema de más de 60 de sus contenedores han provocado pérdidas estimadas en dos millones de dólares, unos 48 millones de lempiras, sin incluir la caída estrepitosa de los ingresos por la interrupción del ciclo de exportación de la fruta.

Apenas ayer fue posible comenzar la reanudación de la ruta de traslado del banano desde Yoro y Colón hacia el puerto de embarcación del producto.

La crisis también ha impreso su huella en el sector de la palma. Los productores de aceite consideran que diariamente pierden un millón y medio y están a punto de sufrir más perjuicios si las actividades económicas no se normalizan y continúan a merced de los conflictos sociales con ribetes políticos.

De por sí, el aparato económico hondureño no muestra un comportamiento robusto. Diversos rubros muestran signos de estancamiento.

En el primer semestre de este año ha sido lenta la reactivación del sector crediticio, en comparación con la dinámica del año pasado, establece un reporte de la Asociación Hondureña de Instituciones Bancarias (AHIBA).

La actividad de la construcción también muestra cierta postración, pero la expectativa es que la aprobación de la Ley Marco del Sector Vivienda contribuya a dinamizar el rubro.

Entre enero y mayo de 2019, la industria de la construcción nada más había experimentado un crecimiento de 1.9 por ciento, muy por debajo a la evolución esperada.

Otra de las actividades que han sufrido un descenso es el comercio, lo cual es indicativo de una pérdida de capacidad adquisitiva que influye sobre la oferta y la demanda, así como respecto a la circulación de recursos.

El crecimiento de la economía de Honduras para el término de este año está cifrado entre 3.3 Y 3.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), un porcentaje insuficiente para provocar un alto impacto en la generación de riqueza.


Descarga la aplicación

en google play en google play