Escúchenos en línea

Honduras y la agudización de crisis tras el golpe

Tegucigalpa. Por Dick Emanuelsson/Radio La Primerísima | 11 de Junio de 2019 a las 12:43
Honduras y la agudización de crisis tras el golpe
Masivas manifestaciones diarias en todo Honduras contra la privatización de la educación y salud

Los hondureños viven este martes otra jornada de protesta tras la imposición de un decreto por parte del gobierno de ese país para privatizar la salud y la educación.

Eso ocurrió tras la llega de una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) el pasado 6 de mayo.

Las organizaciones de masas movilizadas bajo “la Plataforma para la Defensa de Educación y de la Salud Pública” han sorprendido por su fuerza e insistencia de impedir cualquier privatización en Honduras.

Mientras tanto, el Gobierno Honduras intenta de dilatar, dividir y neutralizar a la oposición popular arremetiendo contra las protestantes con el Ejército a través de la Policía Militar del Orden Público, PMOP. Incluso se está enviando tropas y tanques a la ciudad de Choluteca, en el sur del país donde se vive una constante rebelión popular.

Fuerza invasora EEUU

EEUU y su embajada en Tegucigalpa declararon su respaldo total a Hernández que a su vez dio permiso al que tropas del Comando Sur y aliados militares de Brasil, Perú y Colombia ingresar a su territorio para entrenar una Fuerza Especial.

Un total de 300 marines estadounidenses ingresaron el pasado 5 de junio a Honduras, con la excusa que van a operar y suavizar los efectos de “catástrofes naturales” en Honduras, El Salvador, Guatemala y Belice. En realidad es una punta de lanza para la invasión a Venezuela, Cuba y Nicaragua, según la izquierda hondureña.

El expresidente Manuel "Mel" Zelaya, coordinador del partido Libertad y Refundación, rechazó en un Twitter la llegada de los militares y exige que las tropas y la encargada embajadora gringa, la teniente coronel Heidi Fulton, se retiren de Honduras.

Construye una base militar israelita

Hace unas semanas también se anunció que el estado sionista de Israel construirá una base militar para recibir 1,100 militares. De esa manera se completará “El Trio de la Maldad”, constituido por EEUU, Colombia y ahora también Israel, dice la oposición del partido Libertad y Refundación, Libre.

Vitalino Álvarez, un veterano de la lucha campesina desde la década de los 80´ en el Bajo Aguán, tierras ensangrentadas donde los campesinos organizados han enterrado más de 150 compañeros desde el golpe de Estado el 28 de junio de 2009,  dijo que el único delito que han cometido es de luchar por la tierra que trabajan.

Álvarez ha sufrido cuatro atentados de donde ha salido con vida milagrosamente.

La región en esta parte de la costa norte en el departamento de Colón está totalmente militarizada desde el golpe de Estado, al servicio a los tres terratenientes y agroindustriales de la palma africana.

Estos tres poderosos poseen más de 90.000 hectáreas. Dicen los campesinos que han formado ejércitos paramilitares compuestos por colombianos e israelitas, presencia que ahora se formaliza con la construcción de la base sionista en tierra hondureña.

“Cuando el pueblo esté dispuesto a todo, vamos a sacar al imperio, a los israelitas y a los colombianos ¡a patadas! Aquí hay un pueblo que está dispuesto a que esta dictadura caiga por que en Colón ya no le tenemos miedo a nada. En Colón estamos preparados para morir ya”, afirma Álvarez en esta entrevista exclusiva.

Es en esta región donde se filmaron impactantes videos tomados desde un helicóptero, donde se ve una gran cantidad de contenedores de la empresa gringa Dole quemándose. El Estado, el gobierno y los uniformados acusaron a los campesinos de la Comunidad Guadalupe Carney por ser los supuestos autores de la quema.

Guadalupe Carney fue un sacerdote estadounidense que en la década de los 80´ se integró en lo que sería una columna guerrillera hondureña pero que fue exterminada en su totalidad por el Ejército de ese país antes que entrara en acción.

Honduras estuvo prácticamente bajo el mando del Ejército y de la inteligencia militar estadounidense. El Pentágono y la CIA tenían gran presencia en el país considerado como un porta avión fijo. Desde Honduras Pentágono dirigía la guerra contrainsurgente en El Salvador y mandaba desde bases en ese país los 25.000 mercenarios llamados “La Contra” para derrocar al gobierno revolucionario sandinista en Nicaragua.

La quema de los contenedores tenía un preludio; las arremetidas del Ejército, que desde sus helicópteros disparaban a la población civil y desarmada en la Comunidad "Guadalupe Carney", según los campesinos y el Observatorio de DDHH en Aguán.

–¿Qué me puedes comentar sobre el tema de los contenedores quemados que acusan ser obras de los comandos insurreccionales de Mel Zelaya o de la comunidad Guadalupe Carney?  y ¿cómo ha sido la lucha por la defensa de la Salud y la Educación en el Colón?

“La cuestión es que ahora hay una gran cantidad de desinformación. Para empezar no son 80 furgones, como lo están manejando los medios o de otra gente. Como Usted sabe, a toda acción, hay una reacción. Si la gente que anda allí esté luchando en la Plataforma por la Salud y la Educación, que está siendo agredida con bala viva, jóvenes que salen con los tobillos destruidos con armas de Ejército de grueso calibre, entonces de repente la reacción es violenta. No es para menos”, dijo.

“Creo, que en una lucha deben de haber consecuencias y son las consecuencias por el irrespeto de esta dictadura con este Ejército de salvajes que tiene. Producto de eso son las reacciones. Nuestro pueblo  busca de qué manera se desahoga no se le puede señalar a Mel Zelaya, realmente organizativamente sólo habla”.

“Pero hay que agarrar ideas. No es él el que está coordinando las acciones. Aquí es el campesino, los maestros, los padres de familias, los jóvenes que están sacando ese grado de dignidad que lo dijo Morazán, pues que era la juventud. Lo están haciendo bien. Es igual en otros sectores”.

“¿Cuantas veces sólo se ha puesto el pecho la mayor parte del tiempo? ¿Cuánto tiempo tenemos debemos ir poniendo gente y decir no, que estamos en un país pacífico´? No, estamos en un país donde hay una guerra no declarada. Donde nuestro pueblo sólo pone el pecho, su cuerpo para aguantar los golpes y las balas. Yo creo que eso [los contenedores quemados] es poco comparado con el daño psicológico y moral y físico que nos ha causado esta dictadura. Y yo felicito también a la Cámara de Comercio, a los empresarios que ya le están sacando el hombro a esta dictadura. La dictadura está por caer, como está por caer.

– ¿Hay una gran unidad y beligerancia en la pelea en la costa norte, no?

“Sí, pero no solamente en la costa norte. Yo creo que Choluteca (provincia sureña) nos ha estado dando ejemplos de dignidad. ¡Claro! Choluteca está en pelea todo el año”.

¡“San Pedro Sula está en una guerra”!

“Yo estuve apenas anteayer en San Pedro Sula [segunda ciudad en Honduras] y San Pedro Sula está en una guerra, una guerra increíble. Los niños peleando contra esa gente súper armada. Uno queda admirado como aparecen y desaparecen en las calles. Es increíble lo que está pasando en nuestro país. Yo creí que la guerra pues sólo se podían hacer acá en el Bajo Aguán donde hay palmeras donde uno puede esconderse, donde hay monte. En la ciudad también aparecen y desaparecen y no sabe que hacen. Esa es la lógica de la lucha de nuestro pueblo”.

– ¿San Pedro Sula está completamente militarizado?

“Mire, yo vi una escena ahí dónde acercaba un grupo de chavalos, de jóvenes, hembras y varones. Y no atrapaban a nadie porque desaparecían. Yo creo, que como que había sincronizado alguien para abrir una cortina de hierro y desaparecerlos. Venía la policía, y desaparecían otra vez. Ya no estamos sólo los campesinos. Ahora están los maestros, los doctores. . . Aquí es todo un pueblo que está dispuesto a que esta dictadura caiga”.

“Y yo creo que llegó el momento de estar a la expectativa, para que cuando este dictador caiga, hacer una nueva Constitución. Un nuevo contrato social con nuestro pueblo que se merece y destruir todo lo malo y vicios que ésta dictadura nos ha traído. Y no solamente la dictadura sino también el imperio que son los responsables de imponerse aquí a sangre y fuego en contra de un pueblo”.

Juan Ángel López Miranda, presidente del mayor asentamiento en el Bajo Aguán, "El Asentamiento Marañones" con 1500 familias. Fue asesinado el 13 de noviembre 2014. En diciembre 2010 lo entrevistamos  y dijo: “Vivimos en una zona de terror,  El Ejército con grandes armas. Están muriendo campesinos, brutalmente asesinados. Sabemos que aquí hay sicarios colombianos e israelitas que están filtrados en los batallones. Esta lucha la vamos a seguir. Nos va a costar sangre pero un día vamos a ver la luz”.

Paramilitares israelitas y colombianos

– Hace dos días habló un profesor de la Plataforma en el departamento de Colón, denunciando que hay paramilitares israelitas y colombianos al servicio de los terratenientes, operando en esa zona. ¿Qué nos puedes decir sobre esa denuncia?

“Eso es real. Nosotros desde hace tiempo lo hemos dicho: aquí los colombianos no solamente son dueños de este territorio, también de la minería. Son dueños de proyectos habitacionales. Son dueños de grupos de seguridad, son estrategas de guerra. Porque ellos vienen de una guerra. Y como allá no hay donde conseguir trabajo, la dictadura [hondureña] o el poder, o los terratenientes les han dado este mando acá en nuestro país. Eso no es de ahorita. Nosotros hemos venido denunciando. Ahora lo dijo ese maestro. Igual, compa, igual también ellos son vulnerables. El pueblo está decidido, son vulnerables, pues, y aquí se tienen que ir. El pueblo lo va a sacar, el pueblo va a tomar decisiones. Mire, le voy a decir una cosa; en Colón ya no le tenemos miedo a nada, estamos preparados ¡para morir!

– ¿Y sobre Israel? Hace un mes se publicó que ahora existe un acuerdo entre el gobierno de Juan Orlando y el Estado de Israel de instalar y armar una base militar con 1,100 militares israelitas como vecino con Palmerola [base USA). ¿Cómo se expresa la presencia de los israelitas en el Colón?

“Israel ha tenido las manos metidas aquí desde el golpe de Estado en junio de 2009. Desde la lucha por la tierra del MUCA [org.campesina] en Colón lo denunciamos también. Yo creo que todos tenemos puntos débiles”.

“Yo creo que se está jugando con la vida de las personas que vienen a ganarse un dinero de otros países. ¿Sabes por qué? Porque los campesinos y campesinas, los más miserables de este país, estamos con una disposición de que es mejor morir luchando que morir de rodillas ante un gobierno fascista, dictatorial, prepotente, que se cree el superhombre.

“Si bien es cierto, este pueblo está haciendo una lucha pacífica, pero en algún momento pues pueden surgir actos de autodefensa. De hecho aquí nadie ignora cómo se maneja un arma. Por qué para defender la vida en algún momento hay que utilizarlo y entonces es el pueblo el que está reaccionando, es el pueblo que está defendiendo. Y si esto se pone más feo, no le ponga duda, no le ponga duda de qué, que aquí pues, lamentablemente si es necesario ofrendar nuestra vida, va a ser así. Pero igual vamos a morir con dignidad”.

La furia popular en contra una política de hambre y terror se expresa en las calles y no se puede ser silenciadas o neutralizadas.

La Plataforma de Defensa será permanente

– Vitalino; anoche escuché un debate con médicos del Colegio Médico que decía, que ahora ésta Plataforma para la Defensa de la Educación y Salud va a ser permanente, que involucrará a otros sectores de la sociedad. ¿Ha sido sustituida el Frente Nacional de Resistencia Popular que fue creado después del golpe de Estado hace 10 años?

“Dick; esto, cómo decirlo así, el problema del magisterio y de los doctores fue como la gota que rebalsó el vaso, como popularmente se dice. Pero en este momento ellos ya no pueden tener control sobre el pueblo. Porque aquí ya no sólo son ellos. Aquí están los productores de ganados, de naranja, campesinos, los palmeros, el comercio de mercado, la economía informal, el empresario. Los empresarios de Colón están dispuestos a mover la gente que sea necesario cuando sea necesario para ir a Tegucigalpa. ¿Cuál ha sido la limitante a veces? Lo económico para movilizar hasta Tegucigalpa (12-15 horas en bus). Pero si de aquí a mañana se coordina todo o una operación de lucha para que éste dictador caiga, de aquí vamos a llegar a Tegucigalpa.

– ¿Ya no pueden ganar plata el empresariado? Mejor dicho, entiende que el régimen ya ha llegado a un callejón sin salida ante las masivas movilizaciones populares y hay que hacer algo para buscar una solución definitiva. O mejor dicho; ¿que se vaya?

“Sí, yo he admirado a `Fito´ Facussé desde hace 10 días por sus posiciones y las de otros empresarios. Yo creo que es el momento, pues. Sí, el empresario tiene que llevarse bien con el obrero y con el campesino. Somos una sociedad que tenemos que estar interrelacionados. Entonces yo felicito al empresariado. No lo debemos dejar que nos roben.

 ¿Pero la señora Heidi Fulton de la embajada gringa dice que el gobierno de EEUU apoya y respalda al gobierno de JOH?

“Esa pregunta es muy buena. Sabe qué; nunca, nunca el Imperio ha podido sin la complicidad de la empresa privada. Si no tiene la complicidad de la empresa privada el imperio valió madre. ¡Aquí lo vamos a sacar a patadas! ¿Sabes por qué? Porque estamos uniendo las fuerzas vivas y el poder político también se le está dando vuelta. ¿Qué queda? Solo el poder militar.

¡Los vamos a sacar a patadas! Cuando el pueblo esté dispuesto a todo, los vamos a sacar al Imperio, los israelitas y a los colombianos también. Es nuestro pueblo que está en juego, es nuestro pueblo que está jugándose la vida. Y no nos importa, como le dije yo, no nos importa que dentro de ese proyecto de liberar nuestra patria, mueran un montón. ¿Sabe por qué? Porque lo que menos le tenemos es miedo aquí por la muerte. Porque nos han venido matando descaradamente y no hemos metido ni las manos. Ahora ya es diferente. ¡Ahora hay un pueblo unido dispuesto a todo”!

 

 

 

 

 

 

 


Descarga la aplicación

en google play en google play