Escúchenos en línea

Pactos marcan el camino a la segunda vuelta en Guatemala

Ciudad Guatemala. Prensa Latina | 19 de Junio de 2019 a las 17:52

Los pactos marcan actualmente el camino hacia una segunda vuelta electoral en Guatemala, donde los más votados, Sandra Torres (Unidad Nacional de la Esperanza) y Alejandro Giammattei (Vamos), buscarán llegar a la Presidencia.

Los datos preliminares publicados en el sitio web del Tribunal Supremo Electoral (TSE) confirman que de los más de ocho millones de empadronados, un millón 100 mil optaron por Torres, quien con el 25,67 por ciento, triunfó en 17 departamentos de los 22 que conforman este país, escrutado el 99 por ciento de las mesas.

El apoyo vino fundamentalmente de la provincia, pues en la capital el rechazo fue mayoritario, como pronosticaban las encuestas.

Ofrecieron total respaldo Petén, Huehuetenango, Quiché, Alta Verapaz, Izabal, San Marcos, Baja Verapaz, Quetzaltenango, Rethalhuleu, El Progreso, Zacapa, Suchitepéquez, Jalapa, Chiquimula, Escuintla, Santa Rosa y Jutiapa.

Giammattei, sin embargo, se impuso en los departamentos Guatemala y Sacatepéquez, pero el resto le fue esquivo.

Ambos tienen por delante dos retos grandísimos, lograr alianzas con las agrupaciones que quedaron del tercer al quinto puesto e, incluso, traer a sus filas a candidatos que no quedaron electos para integrar el futuro gobierno, además de vencer al principal contrincante, el abstencionismo que rondó el 40 por ciento.

Política curtida y aspirante a la silla presidencial por tercera ocasión, Torres se muestra favorable al diálogo y sabe que precisa de un frente amplio para vencer en el balotaje del 11 de agosto.

La presidenciable por la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), comenzó la víspera reuniones con aspirantes a cargos municipales que no quedaron electos, así como con colaboradores del partido, según declaró a los medios de comunicación.

Apenas son los primeros sondeos y analizaremos probables alianzas con otros partidos a los que le haremos una invitación formal, como el Partido Humanista y su excandidato Edmond Mullet, quien ocupó la tercera posición en el conteo de votos.

Sin embargo, Mullet publicó en sus distintas plataformas de redes sociales que rechazaría esa propuesta.

'A la población guatemalteca y en especial al medio millón de personas que votaron por el proyecto humanista, expongo: que nunca he sostenido conversación alguna con Sandra Torres, y por respeto a mis principios, no aceptaré un cargo público en el próximo gobierno', escribió.

Igualmente reacio se mostró Manuel Villacorta, aspirante por el Movimiento Winaq, quien dijo no respaldar a ninguno de los dos.

Por su parte, el partido de izquierda Unión Revolucionaria Nacional Guatemalteca (Urng-Maiz) anunció una reunión el domingo próximo para definir su postura en relación con la segunda vuelta.

Antes explorarán el compromiso de Torres y Giammattei sobre el cumplimiento de los Acuerdos de Paz y la lucha contra la corrupción, un tema que preocupa a la mayoría de los guatemaltecos, además de los altos índices de pobreza y extrema pobreza, desempleo, bajos niveles de cobertura educacional y de salud, entre otros.

Tres días después de los comicios generales, todavía persistía el rechazo a los resultados, sobre todo de alcaldes, en Nueva Concepción, Escuintla; en San Martín Zapotitlán, Rethaluleu; en el Tumbador, San Marcos; y en Mazatenango, Suchitepéquez.

Ante temores de manifestaciones violentas, el ministerio de Educación tuvo que suspender las clases en Coatepeque, Quetzaltenango, donde piden repetir los sufragios por la reelección del alcalde municipal.

El descontento social se expresó en algunos lugares con la quema de papeletas electorales, bloqueos de carreteras y amenazas a las juntas municipales, como ocurrió en el municipio San Jorge, Zacapa, donde ni siquiera pudieron abrir los centros y deberán repetirse los sufragios, al igual que en Esquipulas Palo Gordo, San Marcos.

Thelma Cabrera, candidata del Movimiento para la Liberación de los Pueblos, quien dio la sorpresa con un cuarto lugar de preferencia entre los votantes, manifestó que no acepta los resultados y anunció manifestaciones para las próximas semanas a modo de protesta.

No obstante, la misión electoral de la OEA aseguró en su informe que no hubo fraude electoral e hizo recomendaciones para mejorar el proceso con vista a la segunda vuelta.


Descarga la aplicación

en google play en google play