Escúchenos en línea

Baja tasa de homicidio en Honduras pero persiste violencia

Tegucigalpa. Agencias | 27 de Junio de 2019 a las 14:24
Baja tasa de homicidio en Honduras pero persiste violencia

Un reciente informe indica que la permanente reducción de los homicidios en Honduras ha llevado a una disminución en la tasa de impunidad, pero a pesar de estos avances, la inseguridad sigue siendo un problema frecuente en el país centroamericano.

La disminución de 47 por ciento en los homicidios en Honduras entre 2013 y 2017 ha tenido un impacto directo en las tasas de impunidad del país, que pasó de 96 por ciento en 2013 a 87 por ciento en 2017, según un informe sobre homicidios e impunidad publicado en el mes de junio por la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ).

Para llegar a esta conclusión, los autores del informe analizaron las estadísticas judiciales, las encuestas ciudadanas sobre seguridad, las tasas de impunidad y enjuiciamiento anteriores, así como los juicios por homicidios a nivel departamental y nacional.

La tasa de homicidios ascendió al 86,5 por 100.000 habitantes en 2011, después de lo cual ha habido una constante tendencia a la baja, para llegar a una tasa de solo 43,6 en 2017 y 40 por 100.000 habitantes en 2018.

Durante el primer trimestre de 2019, las autoridades de Honduras han registrado 777 homicidios, lo que representa poco menos de nueve homicidios por día, según un reciente informe del Ministerio de Seguridad, reseñado por Tiempo Digital. Esto significa una disminución frente a los más de 12 homicidios que se cometieron por día durante los primeros tres meses de 2017, y los casi 11 homicidios por día durante el mismo periodo de 2018.

Sin embargo, a pesar de la reducción en el número de homicidios y del impacto positivo que esto ha tenido sobre la impunidad y los enjuiciamientos en Honduras, el informe señala que persiste un clima de inseguridad y ausencia de paz.

La disminución en las tasas de impunidad y homicidios en Honduras es en efecto un signo positivo. Durante años, este país del Triángulo Norte se ha ubicado entre los más violentos de Latinoamérica, y hay diversos factores que indican que la inseguridad sigue siendo generalizada.

De hecho, mientras que cerca del 70 por ciento de la población de Honduras se sentía insegura en el 2016, esa cifra aumentó a casi un 90% en 2018, a pesar de un descenso gradual de los homicidios en estos últimos años, según una encuesta de 2018 sobre las percepciones ciudadanas sobre inseguridad y victimización, realizada por el Instituto Universitario en Democracia, Paz y Seguridad, de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

Además, ha habido un preocupante aumento de las masacres (asesinatos de tres o más personas) desde comienzos de 2019. Solo en los primeros seis meses del año, casi 120 hondureños han muerto en por lo menos 34 masacres —es decir, una masacre cada cinco días—. En el 2018, el país registró un total de 39 masacres. Si continúa la tendencia de este año, las autoridades podrían registrar unas 70 masacres, casi el doble de la cifra del año pasado.

Sin embargo, la violencia criminal no es la única manera en que los actores criminales aterrorizan a la población. Como InSight Crime lo describe en una investigación en conjunto con Global Initiative, pandillas como la Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18 extorsionan a los ciudadanos, por lo que obtienen unos US$200 millones al año.


Descarga la aplicación

en google play en google play