Escúchenos en línea

«En penal hondureño El Pozo no hubo reyerta, sino un asesinato planificado por reos», afirma funcionario

Santa Bárbara. Agencias | 1 de Julio de 2019 a las 15:41

El  subdirector del Instituto Nacional Penitenciariom (INP), German McNeil, aclaró  que el domingo en la cárcel de máxima seguridad de Ilama, Santa Bárbara, no hubo una reyerta, ni una riña, sino un asesinato planificado por los reos.

El domingo por la tarde en ese centro penal denominado “El Pozo” se reportó la muerte de dos reclusos y preliminarmente se dijo que fue durante un enfrentamiento entre integrantes de la Mara Salvatrucha (MS-13).

Los dos hombres murieron estrangulados, según aclaró McNiel, pero que las razones que tuvieron sus compañeros para hacerlo se desconocen.

“Dimos parte a la Dirección Policial de Investigación (DPI) y a Medicina Forense, para que constataran el hecho y pudieran individualizar a las personas responsables”, explicó.  

“También verificamos las  cámaras  de seguridad  con el propósito de  poder  determinar quiénes fueron los responsables; Y a hemos puesto a la orden de las autoridades todos los elementos necesarios, para que se pueda dilucidar el hecho”, añadió.  

McNeil confirmó que las personas muertas fueron identificadas como Junior Membreño Díaz, recluido por extorsión continuada y tráfico ilícito de drogas, y  Duani  Vásquez Espinal, preso por asesinato y asociación  ilícita, ambos pertenecían a la MS-13.  

Reveló que en 2019 cinco personas han muerto en distintos centros penales del país, al mismo tiempo dijo que “recordemos que venimos de un sistema abandonado ,  un sistema d onde los muertos eran más de cien y este es un hecho que lamen tamos,  pero también m iremos de dónde venimos y a dónde estamos  en la actual reforma del sistema carcelario del país, sin lugar a duda tenemos grandes avances ”.  

“La autoridad la ejerce el Instituto Nacional Penitenciario, el autogobierno que existía en las cárceles se ha terminado”, señaló.  

“Estamos  realizando las  acciones necesarias con el propósito de poder evitar ese tipo de situaciones y que no continúen dándose y de esta manera estamos realizando todas las investigaciones necesarias y dando parte a las autoridades correspondientes”.  

“En el centro penal de Ilama contamos con el personal necesario para poder cubrir, contamos con un monitoreo exhaustivo, el cual nos permite apreciar que se encuentran haciendo estas personas y poder contrarrestar cualquier situación que se amerite.  

Según  McNiel,  cada módulo de “El Pozo” tiene la capacidad de albergar alrededor de 171 personas privadas de libertad y nueve en cada celda.  


Descarga la aplicación

en google play en google play