Escúchenos en línea

Costa Rica sigue en deuda con los derechos de sus mujeres

San José. PL | 18 de Julio de 2019 a las 17:02

Las mujeres en Costa Rica no gozan en plenitud de los derechos humanos, económicos y laborales, afirmó este jueves la ministra de la Condición de la Mujer, Patricia Mora.

'Sin duda alguna, queda demostrado que la desigualdad afecta de manera directa los ingresos y ubica a las mujeres en una posición de desventaja', apuntó la también presidenta ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu) al presentar el III Estado de los Derechos Humanos de las Mujeres en Costa Rica, en el capitalino Instituto Cultural México.

Mora señaló que un avance importante es que la sociedad ahora reconoce otros tipos de violencia que habían sido naturalizadas e invisibilizadas, como el acoso callejero, las relaciones impropias, la violencia política y la violencia obstétrica.

'El cuerpo de las mujeres sigue siendo un territorio tomado por el patriarcado, que lo violenta, lo restringe y lo invalida para dar continuidad a sus mecanismos de control', aseguró la ministra.

Refirió que nueve de cada 10 personas entrevistadas en 2017 por la Encuesta Nacional de Percepción de los Derechos Humanos de las Mujeres en Costa Rica reconocen que la violencia contra las mujeres es un grave problema social y que esta percepción se confirma con los informes policiales de violencia doméstica del año 2016.

Esos datos reflejan que el 94,9 por ciento de las personas ofendidas son mujeres, y el 86,6 por ciento de las personas imputadas son hombres, mientras que en 2017, en cuanto a delitos sexuales el 87 por ciento de las víctimas fueron mujeres y el 94 por ciento de los victimarios hombres.

Sobre los derechos económicos y laborales, la presidenta ejecutiva del Inamu sostuvo que los resultados también son alarmantes, pues de 10 mujeres solo cinco logran encontrar empleo remunerado; las mujeres sin ingresos propios duplican la cantidad de hombres en esa condición y las mujeres continúan realizando dobles y hasta triples jornadas de trabajo.

La investigación evidencia que en 2017 por cada 100 mujeres que no pudieron trabajar por atender obligaciones familiares o personales, solamente un aproximado de tres hombres se enfrentaron a esa misma condición.

Además, reveló que en el ámbito de la educación las inequidades son evidentes, pues de cada 10 personas que estudian la carrera de Educación siete son mujeres y tres son hombres, mientras de cada 10 personas que estudian Ingenierías tres son mujeres y siete hombres.

En cuanto a las áreas técnicas, en el Instituto Nacional de Aprendizaje las mujeres sobresalen en Textil con un 93 por ciento de matrícula, mientras que los hombres únicamente representan un siete por ciento, y ocurre lo contrario en mecánica automotriz, donde solamente se registra un tres por ciento de mujeres matriculadas en 2017.

Pese a algunos avances en cuanto a la edad promedio de las mujeres ser madres y la disminución de las adolescentes madres, el estudio indica que la anticoncepción y la responsabilidad de los cuidados de los hijos e hijas siguen recayendo de manera casi exclusiva en las mujeres.


Descarga la aplicación

en google play en google play