Escúchenos en línea

Costa Rica reporta 500 casos de tumores por implantes mamarios

San José. Agencias | 29 de Julio de 2019 a las 17:08

Los cirujanos plásticos de Costa Rica pegaron el brinco luego de la alerta emitida por el Ministerio de Salud sobre implantes mamarios que estarían generando problemas en la salud de las mujeres al estar relacionado con un tipo de cáncer llamado linfoma anaplásico de células grandes (BIA-ALCL).

Específicamente, se trata de los implantes texturizados Biocell y los expansores de tejidos comercializados en Estados Unidos de la marca Allergan, los cuales están bajo la lupa por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados unidos (FDA por sus siglas en inglés) desde 2011.

Según señalaron en la cartera de Salud, la empresa decidió retirar los implantes del mercado al existir estudios que relacionan muertes con el producto. Tras la alerta, en la Asociación de Médicos Especialistas en Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética (Amecpre) informaron que el estudio elaborado por la FDA es retrospectivo de 1997 al 2010, el cual, evidenció 60 casos de tumores.

Además, señalaron que el BIA-ALCL es un tipo común de linfoma que se puede desarrollar en la cápsula de cicatriz cerca de los implantes mamarios de solución salina o de silicona.

“Desde hace 22 años se han reportado en todo el mundo alrededor de 500 casos con un tumor de muy baja malignidad, lo cual representa el 0,5% de todos los tumores mamarios malignos que se puedan presentar, y, en donde solo una muy pequeña fracción de ellos se da en pacientes con implantes, en su mayoría se ven pacientes sin implantes”, señaló Mario Quesada, presidente de la Asociación.

 

“Los 60 casos detectados en el estudio de la FDA casi en su totalidad son de implantes con macrotextura, en Costa Rica, la gran mayoría de los cirujanos plásticos utilizan implantes lisos o nanotexturizados desde años atrás, pues, aunque no existe evidencia irrefutable que asocie el uso de implantes o su textura con este extrañísimo tumor de baja malignidad, se ha decidido atender las recomendaciones emanadas por diferentes entes internacionales”, añadió.

En Amecpre, al igual que en American Society o Plastic Surgeons, estiman que el riesgo de por vida de BIA-ALCL se ha estimado entre 1:1.000 y 1:30.000 en mujeres con implantes mamarios texturados, pero, además, el riesgo está actualmente bajo investigación.

Aunado a ello, explicaron que el BIA-ALCL generalmente involucra una hinchazón de la mama, en promedio de tres a 14 años  después de la operación para insertar el implante y, la mayoría de los casos se han tratado mediante la extracción del producto y la cápsula que lo rodea.

“Los pacientes con implantes mamarios deben continuar con consultas de seguimientos con un cirujano plástico a lo largo del tiempo y buscar atención con el especialista”, apuntó Quesada.

“En caso de síntomas relacionados con los implantes, como dolor persistente, bultos, hinchazón o asimetría, situación que no difiere de los signos o síntomas que deben ser atendidos en todas las pacientes con o sin implantes de mamas y del autoexamen de mama que toda mujer debe realizarse al menos mensualmente, se deben seguir las recomendaciones médicas estándar para imágenes acorde a las indicaciones de sus Cirujanos Plásticos Reconstructivos y Estéticos”, sentenció el médico cirujano plástico.


Descarga la aplicación

en google play en google play