Escúchenos en línea

Bancos estatales ticos ejecutan medidas extremas por crisis

San José. AFP. | 16 de Abril de 2009 a las 00:00
Los tres bancos estatales de Costa Rica se comprometieron este jueves a adoptar medidas de emergencia para ayudar a las pequeñas y micro empresas a soportar la crisis económica global y salvar el empleo de miles de costarricenses. El anuncio lo hicieron los jerarcas de las instituciones financieras tras una reunión con las máximas autoridades del gobierno y representantes del sector empresarial del país. Los gerentes del Banco Nacional, el Banco de Costa Rica y el Banco Crédito, los tres de propiedad estatal, expresaron el compromiso de buscar fórmulas para aumentar el crédito a las micro y pequeñas empresas y reducir los papeles y los tiempos de trámites. También anunciaron que estudiarán las condiciones de una readecuación de deudas para este tipo de empresas, que componen el 85% de la cartera crediticia de los bancos públicos. Además, los bancos analizarán la posibilidad de reducir las tasas de interés, de conformidad con el comportamiento de la inflación, que en los últimos meses ha mostrado una tendencia a la baja. Al cerrar la reunión, el presidente Oscar Arias llamó la atención sobre la extensión y profundidad de la crisis mundial, que calificó como "la más seria de los últimos 80 años" y advirtió de los efectos que ésta puede tener sobre Costa Rica. Sin embargo, aseguró que este país se encuentra mucho mejor preparado que cualquier otro de América Latina para hacer frente a la crisis por el hecho de tener un sistema bancario estatal, que representa cerca del 75% de la actividad financiera nacional. Arias advirtió que en la situación extraordinaria en que se encuentra el país, a causa de la recesión internacional, los bancos públicos "no pueden tener como meta maximizar ganancias, sino tender la mano a las empresas" para evitar su ruina. A principios de año, el gobierno anunció un "Plan Escudo" frente a la crisis, que incluye una amplia gama de medidas como el aumento de los subsidios estatales a los más pobres y la inyección de 117 millones de dólares al sistema financiero público para aumentar su capacidad de crédito. El Plan Escudo incluyó también una reducción de las tasas de interés para créditos de vivienda, entre otras medidas destinadas a paliar la crisis.

Descarga la aplicación

en google play en google play