Escúchenos en línea

Día de Difuntos en El Salvador marcado por medidas contra dengue

San Salvador. Acan-efe. | 2 de Noviembre de 2009 a las 00:00
La tradición del día de los difuntos en El Salvador estuvo marcada este lunes por las recomendaciones de las autoridades para evitar la propagación del dengue durante la tradicional visita de miles de personas a los cementerios. El Ministerio de Salud recomendó no usar floreros con agua para evitar que se reproduzca el mosquito aedes aegypti, transmisor del dengue, y ha emprendido una campaña que incluye fumigaciones. "Habrá eliminación de objetos inservibles y destrucción de criaderos de zancudos en los cementerios", unos 455 en todo el país, señaló el ministerio en un comunicado, e indicó que en lo que va del año se registran 4.527 casos de dengue clásico, 71 de hemorrágico y 7 defunciones por esta enfermedad. Las camposantos amanecieron atestados de familiares cargados con flores, botes de pintura y herramientas para adornar, entre rezos, la tumba de sus seres queridos, muchos de estos fallecidos durante la guerra civil que azotó al país entre 1989 y 1992 o en los terremotos del 13 de enero y 13 de febrero de 2001. El conflicto en El Salvador se cobró, según organismos humanitarios, más de 75.000 vidas, mientras que los terremotos causaron más de mil muertos, de los cuales unos 300 se registraron en la ciudad de Santa Tecla (centro), donde el obispo auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez, ofició hoy una eucaristía. "No podemos (...) olvidar a quienes murieron violentamente", pidió el jerarca en su homilía, al aludir a las víctimas de la delincuencia que azota al país y que causó, según la Policía Nacional Civil, 421 homicidios en octubre. También cientos de personas acudieron al "Monumento a la Memoria a la Verdad", un muro erigido en el Parque Cuscatlán, en el centro de San Salvador, donde están escritos los nombres de los 8.000 desaparecidos durante el conflicto. Flores de papel, de plástico o naturales son vendidas en las afueras de los cementerios, donde este lunes se reunieron las familias para limpiar, pintar y adornar las tumbas. Este día se ha convertido, además, en un motivo de reencuentro con quienes viven fuera del país y vuelven para homenajear a sus difuntos. Alrededor de 2,5 millones de salvadoreños residen en EE.UU. y de ellos unos 200.000 se benefician del Estatus de Protección Temporal (TPS, por su sigla en inglés), que permite que los ciudadanos de naciones afectadas por catástrofes naturales, como sismos y huracanes, trabajen en ese país de manera temporal. Muchas de las familias comparten comidas típicas, como hojuelas de harina con miel, yuca frita y golosinas, junto a las tumbas y hasta acompañan con mariachis la conmemoración.

Descarga la aplicación

en google play en google play